31 de diciembre de 2013

Reflexiones sobre la quindianidad

Por: Jaime Lopera Gutiérrez. Presidente de la Academia de Historia del Quindío.
Artículo publicado por el diario La Crónica del Quindío el 22 de diciembre de 2013.


Se viene proponiendo revivir el Día de la Quindianidad, un evento que hace años lo hicimos conocer con Martha Elena Hoyos, ella al frente de la secretaría de Cultura del departamento, con el propósito de congregar a quindianos de muchas partes del mundo en una recordación que no ha podido ser igualada desde diciembre de 1983.


Pensando en el complejo problema de la identidad de los pueblos, la idea de un nuevo vocablo, la quindianidad, aspiraba a representar ese amasijo de valores, experiencias, sentimientos y recuerdos que le dan forma a una comunidad específica cuando se la piensa y se la desea ser reconocida por sí misma en el plano más amplio del país. 

27 de diciembre de 2013

¿Existe la raza paisa? Parte II

Por: Nodier Botero J. (Miembro de la Academia de Historia del Quindío) Artículo publicado por el diario La Crónica del Quindio el 22 de diciembre de 2013.

Nota: ¿Existe la raza paisa? Parte I fue publicada en este blog el 15 de diciembre de 2013.

Continuación:

g. El reconocimiento de la “raza” en personajes emblemáticos: “El poeta de la raza” Jorge Robledo Ortiz; “El artista” de Antioquia, Rodrigo Arenas Betancourt; “El mártir” de la gesta libertadora, en Antioquia, Atanasio Girardot; “El cantor” de la raza Gregorio Gutiérrez González (“Memorias sobre el cultivo del maíz”); la hidalguía, el valor y los ancestros blancos, encarnados en José María Córdoba. 

23 de diciembre de 2013

El Tesoro Quimbaya

Alfredo Cardona Tobón.
Publicado en El Diario del Otún. 23 de diciembre de 2013 

La bola de las guacas quindianas se regó por el sur antioqueño y en 1884 el arriero Macuenco, con Carlos Agudelo, Ángel Toro y otros aventureros, se internaron en  la cerrada selva por los lados de Rioverde y el río Quindío y como gurres escarbaron altozanos y terrazas en busca de los tesoros quimbayas.

Jesús María siguió los pasos de sus paisanos y llegó al cañón del Roble, donde una enorme cruz de madera señalaba una ruta incierta en medio de cañabravas, donde los tigres marcaban el territorio con las osamentas de tatabras que dejaban peladas entre los rastrojos.

21 de diciembre de 2013

La guaca de Fachadas

Filandia (Quindío) hace parte de estas
leyendas de tesoros encantados

Álvaro Hernando Camargo Bonilla. Miembro de la Academia de Historia del Quindío. Publicado en el Diario La Crónica, 25 de noviembre de 2012

Aventureros errantes empujados por las guerras y las necesidades llegaron a las tierras de la hoya del Quindío en busca del oro de las guacas quimbayas. Pasión febril que se consolaba por los golpes de suerte al descubrir tesoros que permitieran salir de la penuria.

Filandia hace parte de estas leyendas de tesoros encantados. En la vereda Fachadas, territorio antiguamente habitado por los Quimbayas, se relata la leyenda de que se encuentra un tesoro encantado y que, pese a las persistentes búsquedas, no lo han podido descubrir.

15 de diciembre de 2013

¿Existe la raza paisa? Parte I

Por: Nodier Botero J. Miembro de la Academia de Historia del Quindío.
Artículo publicado por el diario La Crónica del Quindío el 15 de diciembre de 2013.

En Antioquia y extendidos algunos de ellos a la llamada región paisa, se pueden distinguir unos rasgos de identificación señalados como una suma de símbolos.

La raza, tal como se ha entendido tradicionalmente —pureza de sangre, destino privilegiado, ancestros y abolengos— no tiene existencia real en el mundo de hoy, y aunque es evidente que existen variaciones genéticas, manifiestas en rasgos fenotípicos, es muy difícil precisar científicamente las complejas características de una identificación racial, lo que explica por qué los conceptos de “negro” o de “blanco” aparecen más bien plenos de contenidos ideológicos. Pero la raza como potente concepto cultural sí existe. 

14 de diciembre de 2013

Jaime Lopera, un intelectual que salió ileso de la política

Entrevista al Presidente de la Academia de Historia del Quindío publicada por el Diario La Crónica del Quindío el 14 de diciembre de 2013

Es un respetado intelectual calarqueño. Hace doce años regresó al Quindío luego de una prolongada ausencia.

Fue compañero de García Márquez en una agencia de noticias. Además, militó en las filas del MRL. Admirador de Nabokov y Barnes, dedica hoy su tiempo a la lectura y la escritura.

6 de diciembre de 2013

Bolívar en Puerto Rico

Jaime Lopera Gutiérrez[1]. Miembro de la Academia de Historia del Quindío. Marzo de 2011

La vida y obra del Libertador Simón Bolívar ha sido escudriñada por todos los lados y bajo todos los lentes posibles. No obstante, hay un episodio ocurrido entre Jamaica, Haití y Puerto Rico que, por muchas razones, sobrevive por el afecto de los habitantes de esta última isla con la hazaña libertadora, y porque sienten que su participación en la gesta de la independencia se dio por aquella contribución de 1816. Así lo percibí durante una breve visita turística a la Isla donde pudimos obtener directamente algunas noticias al respecto. Pese a las aparentes contradicciones con los historiadores mas cercanos a Bolívar, este episodio quisiera recordarlo con la misma fidelidad a los detalles que los historiadores boricuas le han dado.

30 de noviembre de 2013

Un recorrido por la Armenia antigua

Plaza de Bolívar de Armenia en la
década del treinta del siglo XX
ENSAYOS DE HISTORIA QUINDIANA - Volumen 1 (Biblioteca de Autores Quindianos - Academia de Historia del Quindío -In Memoriam Jorge Enrique Árias Ocampo 1944-2010-. Publicado por la Gobernación del Quindío y la Universidad del Quindío. abril de 2010).
Un recorrido por la Armenia antigua. Fernando Jaramillo Botero, pag. 119 - 125.



Esta es una ronda por las calles de Armenia y una perspectiva sobre la denominación de sus calles y carreras. Iniciaremos nuestro recorrido[1] en Puerto Armenia (1), donde el llanto de los guaduales y las melodías abstractas del río Quindío nos han acogido en esta calurosa mañana de octubre; luego en Arenales (2) y en medio de la polvareda levantada por los corceles, nos presentamos con los que llegaron enruanados de Burila (3) y del Tolima, asimismo con los asoleados del Cauca y del Pacífico que acamparon en La Tolda (4), seguimos por Tres Esquinas (5) y comprobamos que efectivamente le hace falta la cuarta esquina —aunque se prevé que muy pronto la tendrá, así como también una futura avenida que llevará el nombre de don Vicente Giraldo.
Descargar pdf

26 de noviembre de 2013

El Quindío en símbolos. Ensayo sobre la identidad regional


Por: Nodier Botero J. Miembro de la Academia de Historia del Quindío. 

"No hay acceso directo o inmediato a lo real, pues todo conocimiento es simbólico y pasa por el leguaje" (G. Durand).

INTRODUCCIÓN

Los estudios sociales que tienen que ver con la historia, la antropología, la etnografía, la sicología, la lingüística y, en general, con las llamadas ciencias del hombre y de la cultura han experimentado en los últimos cincuenta años una fuerte sacudida metodológica, incluso extendida hasta los propios fundamentos epistemológicos de dichas ciencias. Ello ha ocurrido después de la aparición del llamado “giro lingüístico” que ha centrado en el lenguaje y en la producción y en la interpretación de los símbolos sus referentes de reflexión para las tareas de aprehender racionalmente la realidad. Incluso se trata ahora de la adopción de modelos que han afectado y producido innovaciones fundamentales en el llamado “objeto de estudio”, pues a partir del momento en que la revolución darwiniana rompió con el “fijismo” en la clasificación de los seres de la naturaleza, en que W. Heisenberg formuló el “principio de la incertidumbre” para la objetivación de la realidad, en que la teoría einsteniana propuso que la materia también es energía y en el que la gran onda explosiva del “Big Bang” evidenció que vivimos dentro de una galaxia en perpetuo movimiento rotatorio y circulatorio, repetimos que a partir de estas nuevas constataciones, el objeto de estudio se tornó difícilmente aprehensible, ya no pudo ser el mismo que se había propuesto dentro del paradigma newtoniano de lo objetivo y medible. Ahora el lenguaje que dentro de este paradigma de lo observable y cuantificable fungía apenas como elemento intermediario entre el hombre y el objeto de estudio, se convirtió en el mismo objeto de estudio. Desde esta nueva perspectiva se abonó el terreno adecuado en el que la hermenéutica simbólica insurgió con gran vigor a partir de las teorías de Nietzsche, de Heidegger, de Gadamer y de Ricoeur, para no citar sino algunos de los más insignes representantes, ideadores de este nuevo modo de ver la realidad del hombre.

15 de noviembre de 2013

Apuntes para una toponimia del Quindío


Carlos Alberto Castrillón[1]
Álvaro Eduardo Cano Betancur[2]
Luz Márbel Rincón Londoño[3]

 Resumen

El proyecto sobre Toponimia del Quindío es un intento sistematizado que tiene como propósito establecer el corpus toponímico y las motivaciones lingüísticas, históricas y culturales de los procesos de nominación en la región de la Hoya del Río Quindío, desde sus orígenes históricos hasta la actualidad. Para el efecto, se estudian los diferentes tipos de topónimos, según la taxonomía de Camps y Noroña (1989), y se establecen las posibles motivaciones de acuerdo con las fuentes más confiables y con la percepción de los hablantes. El propósito es responder dos preguntas: ¿Cuáles fueron las motivaciones que llevaron a los colonizadores y fundadores a dar un determinado nombre a los diferentes lugares del territorio? ¿Qué componentes ideológicos de diversas tradiciones se esconden en esas motivaciones? En este informe parcial se muestran los resultados generales del proyecto y la metodología para el análisis del material.

Palabras claves: Toponimia, coronimia, motivación lingüística, historia del Quindío.

11 de noviembre de 2013

Los nombres de los municipios del Quindío

ENSAYOS DE HISTORIA QUINDIANA - Volumen 1 (Biblioteca de Autores Quindianos - Academia de Historia del Quindío -In Memoriam Jorge Enrique Árias Ocampo 1944-2010-. Publicado por la Gobernación del Quindío y la Universidad del Quindío. abril de 2010).
Los nombres de los municipios del Quindío. Miguel Ángel Rojas Arias, pag. 95 - 118.


Los nombres de los municipios del Quindío tienen dos tradiciones: los vocablos indígenas y sus representaciones de la vida aborigen, antes de la llegada de los españoles; y aquellas locuciones que recuerdan ciudades del antiguo mundo, de la Europa del siglo XVI que se aventuró al nuevo continente. En este último caso, los nombres se quedaron en las mentes de los hijos y los nietos y los bisnietos de los emigrantes europeos que los trajeron a las tierras de la Colonización del Quindío, pero que además retumbaron en sus oídos desde los púlpitos, recordados por los sacerdotes por diversos motivos.

9 de noviembre de 2013

El Diario del Quindío: Del linotipo al plomo derretido

Por: Alpher Rojas Carvajal. Analista político e investigador en ciencias sociales

En el primer tercio del siglo XX, el principal órgano de difusión escrito en Armenia, era Diario del Quindío que, como la mayoría de medios de comunicación de la provincia colombiana, tenía una clara adscripción política.

Asociado a pasiones en extremo polarizadas de amor/odio, éste era no solo corifeo del partido conservador en su línea más combativa y radical, sino de la ideología fascista de la derecha internacional de cuyos teóricos y pensadores clásicos se proclamaba vocero al reproducir sus  proclamas y manifiestos. Mussolini y Franco obtuvieron para sus modelos de Estado amplio despliegue y las teorías filosóficas y religiosas de idéntica estirpe eran agenciadas semanalmente en sus páginas de opinión.

8 de noviembre de 2013

Rechazo a programación de carrera de motociclismo
sobre el Camino del Quindío

Expresiones de rechazo general ante la alcaldía Municipal de Salento, Corporación Autónoma Regional del Quindío, Federación Colombiana de Motociclismo y autoridades relacionadas con la conservación de patrimonios como el CAMINO DEL QUINDÍO, conocido también como el CAMINO NACIONAL, se han hecho con motivo de la programación de una válida de motocross a realizarse los días 9 y 10 de noviembre de 2013 en predios del municipio de Salento (Quindío) por donde pasa el antiguo trazado del citado camino, que fuera una de las principales vías de comunicación del virreinato de La Nueva Granada en la época de la colonia española, para los ejércitos durante las luchas por la independencia de Colombia y, años mas tarde, en la formación de la República durante el siglo XIX.

Por allí transitó el naturalista Alexander von Humboltd (1801) cuando reconoció al Ceroxylon quindiuense o Palma de Cera del Quindío (Árbol Nacional de Colombia) y el Libertador Simón Bolívar (5 de enero de 1830). La historia del Salento, desde la instalación de la colonia penal en Boqúia (1842) hasta la fundación definitiva de la Villa de Nueva Salento (1865), así como la de la colonización y poblamiento de la provincia del Quindío, están íntimamente ligadas al CAMINO DEL QUINDÍO, constituyéndose en uno de los principales patrimonios del departamento y la nación.

Diferentes organizaciones como la Academia de Historia del Quindío, Centro de Estudios del Patrimonio del Quindío, Consejo Departamental y Cultura del Qiundío y Fundación Bahareque se han pronunciado sobre el particular:



3 de noviembre de 2013

La ley de olvido absoluto

Por: Jaime Lopera Gutiérrez. Presidente de la Academia de Historia del Quindío
Armenia, julio de 2010

El 27 de abril de 1827, el gobierno de entonces se encontró con la necesidad de atender los problemas ocurridos en el año anterior y que habían amenazado el orden político y legal que había regido hasta entonces en la tercera división militar de Colombia en el Perú. Francisco de Paula Santander actuando como vicepresidente de la república encargado del poder ejecutivo, envió al Senado, cuyo presidente era Luis A. Baralt, el texto de un proyecto de ley que fue aprobado el 4 de junio de 1827 y cuyo título señalaba “que declara un olvido perpetuo de los acontecimientos políticos del año anterior”.

30 de octubre de 2013

El sentido filosófico de la microhistoria

Por: Nodier Botero J. Miembro de la Academia de Historia del Quindío
Publicado en el Diario La Crónica (Armenia), 27 de octubre de 2013

Introducción:

La historiografía (o el estudio de la construcción y el sentido de los textos históricos) se desenvuelve en el tiempo a través de un movimiento en donde entran en relación dialéctica la naturaleza de los hechos y los acontecimientos, la intención crítica de quienes los escogen, los recursos de diversas fuentes y distintos desarrollos científicos y la dimensión manifiesta de las cuestiones epistemológicas, estéticas o morales que configuran la narración histórica. La dimensión poética-lingüística, o sea la cuestión metahistórica, ha empezado en las últimas décadas a convertirse en factor de gran importancia cuando se trata de racionalizar analíticamente los alcances significativos del texto histórico desde la perspectiva de su consideración como forma discursiva, es decir, de la estructura del lenguaje articulada con la utilización de un inventario definido de recursos trópicos o de las figuras literarias utilizadas (como ocurre con la teoría de la metahistoria de Hayden White). De manera que las formas básicas utilizadas para escribir la historia en cada época se pueden considerar como el resultado de concepciones o ideas básicas sobre la realidad del mundo o de las tendencias filosóficas, como de las relaciones socio-económicas y no simplemente de los lineamentos teóricos de documentos o manifiestos académicos que constituyen apenas su expresión posterior.

27 de octubre de 2013

Preludios de la autonomía quindiana


Por Jaime Lopera Gutiérrez. Presidente de la Academia de Historia del Quindío.
Armenia. 20 de mayo de 2008

Entre 1905 y 1910, las regiones de Antioquia, Cauca y Tolima fueron desmembradas para constituir al nuevo departamento de Caldas, acogiendo peticiones de los pobladores de esta zona. El proceso resultó así.

Primero se creó el departamento de Manizales por medio de la Ley 17 del 11 de abril de 1905, compuesto por cuatro Provincias: Manizales, Aranzazu, Marmato y Robledo. Un año después (1906) la Provincia de Herveo, Tolima, entregó a Manzanares y Marulanda; y Antioquia aportó a Pensilvania segregada de la provincia de Aures. En 1907, cuatro poblaciones de la Provincia del Quindio ubicadas en la jurisdicción del Cauca (Armenia, Calarcá, Filandia y Victoria), pasan al nuevo departamento. Finalmente, en 1910, el decreto 340 de ese año creó el departamento de Caldas con capital Manizales; dos años después un municipio del Chocó, Pueblo Rico, hizo parte de la nueva realidad administrativa.

23 de octubre de 2013

Auge y ocaso del parque de Los Fundadores

Armando Rodríguez Jaramillo (Miembro de la Academia de Historia del Quindío)
 http://quindiopolis.blogspot.com/ - arjquindio@gmail.com
Armenia, 17 de octubre de 2013

La de los sesenta fue la década del civismo por excelencia en Armenia y el Quindío[1], ese que de forma inexplicable extraviamos en algún recodo de nuestra historia y que hoy no se predica en los hogares ni en escuelas, ese que cayó en desuso por dirigentes y gobernantes. Hubo una época en la que sabíamos que civismo tenía que ver con el comportamiento de la gente y como se vive en sociedad, actitudes que se basaban en el respeto al prójimo, al entorno natural y al interés público, lo cual se lograba con educación, urbanidad y cortesía.

19 de octubre de 2013

Pormenores de un colonizador
Vida y obra de Fermín López en la colonización

ENSAYOS DE HISTORIA QUINDIANA - Volumen 1 (Biblioteca de Autores Quindianos - Academia de Historia del Quindío -In Memoriam Jorge Enrique Árias Ocampo 1944-2010-. Publicado por la Gobernación del Quindío y la Universidad del Quindío. abril de 2010).
Pormenores de un colonizador. Vida y Obra de Fermín López en la colonización. Jaime Lopera Gutíerrez, pag. 79 - 94.

Ensayo nro. 3: La singular historia del colonizador antioqueño Fermín López, investigada por Jaime Lopera Gutiérrez, es finalmente una muestra del carácter y las conductas de esos pioneros que sentaron las bases de esa que llaman la saga colonizadora.
Descargar pdf

8 de octubre de 2013

Carta de la AHQ a la Alcaldesa de Armenia
en defensa de los monumentos emblemáticos de la ciudad


Estado del monumento insignia de Armenia
(El Tronco y el Hacha) del Maestro Roberto
Henao Buriticá, pintado con grafitis.
Estado del monumento insignia de Armenia
(El Tronco y el Hacha) del Maestro Roberto
Henao Buriticá, dañado con objetos
cortapunsantes.













Estado del monumento a la Junta Fundadora
de Armenia erigido el 14 de octubre de 1964
con motivo de la celebración del aniversario
75 de la ciudad.
Acceso al monumento a la Junta Fundadora
de Armenia obstruido por neveras y casetas
para el expendio de licor. 
























Armenia, 08 de octubre de 2013

Doctora
LUZ PIEDAD VALENCIA FRANCO
Alcaldesa de Armenia
Ciudad

Respetada Alcaldesa,

A propósito de las fiestas aniversarias que vienen adelantando, la Corporación ACADEMIA DE HISTORIA DEL QUINDÍO se permite poner en su conocimiento nuestra posición respecto a la preservación de la memoria y el patrimonio histórico de la ciudad de Armenia y el departamento del Quindío. En efecto, como parte de la celebración de las denominadas “Fiestas Cuyabras 124 años”, la Alcaldía permitió la utilización del parque de “Los Fundadores” para instalar barricadas, casetas, mesas, neveras y expendios de licor, impidiendo el acceso de los armenios a sus monumentos emblemáticos.

6 de octubre de 2013

Memorias del Camino del Quindío en la época de la independencia

Investigador: Alvaro Hernando Camargo Bonilla - Miembro de la Academia de Historia del Quindío.

Proyecto concertado Fondo Mixto de la Cultura y la Artes del Departamento del Quindío - Ministerio de Cultura - Gobernación del Quindío

Recuperación de la memoria eco histórica y cultural del Camino del Quindío.

Hablar del Camino del Quindío como un punto importante para la independencia nacional, es acercar a los individuos de esta región a sentir como suya esa gesta que nos dio unidad y sentido de pertenecía.

Destacar y recapitular la memoria eco-histórico-cultural del Camino del Quindío, es revitalizar la historia del Quindío desde sus más tempranos inicios, e incentivar a los quindianos a la búsqueda de nuevos elementos ecológicos, históricos y culturales que sigan complementando la construcción de una historia común que contribuya en forma eficaz a la formación de la quindianidad.

Por tanto, este trabajo pretende mostrar principalmente a través de las voces de los viajeros del siglo XIX, desde cuando existía el Camino del Quindío, cómo eran las dificultades que tenían que afrontar los viajeros, quién pasaba por allí, qué sucedía en ese tránsito cuándo llegó la Independencia en 1810, por qué fue importante, cuáles fueron las personas que pasaron por allí, y algunas de las cosas más sencillas que tenían que ver con el Camino, como qué se comía, cómo se transportaban, qué vestidos usaban, qué espíritus animaban la selva, etc.

Tras las huellas de los Quimbayas

Guillermo Pineda Zuluaga
Publicado en el Diario del Otún, 03 de octubre de 2013
Es lamentable el desconocimiento que desde hace tres décadas se ha tenido sobre la historia y la geografía de nuestro país, no sólo de nuestras raíces ancestrales, sino también del acontecer de la Colonia y luego de las gestas de la independencia que nos dieron la libertad, hasta llegar a nuestros días. A las mencionadas materias se les despojó del puesto privilegiado que tenían antes y se les reemplazó por la asignatura llamada Ciencias Sociales, que no es sino una mezcolanza de generalidades insustanciales que no abarcan ni satisfacen el conocimiento que los estudiantes deben tener. En estas condiciones, ¿cómo se podrá llegar a valorar y a amar lo que no se conoce?

26 de septiembre de 2013

Braulio Botero Londoño, un hombre que fue flama

ENSAYOS DE HISTORIA QUINDIANA - Volumen 1 (Biblioteca de Autores Quindianos - Academia de Historia del Quindío -In Memoriam Jorge Enrique Árias Ocampo 1944-2010-. Publicado por la Gobernación del Quindío y la Universidad del Quindío. abril de 2010).
Braulio Botero Londoño, un hombre que fue flama. John Jaramillo Ramírez, pag. 45 - 77.

Fotografías: Braulio Botero Londoño y fachada del cementerio Libre de Circasia (Quindío - Colombia)



Ensayo nro. 2: Esbozo biográfico de Braulio Botero, el independiente e inolvidable creador del Cementerio Libre de Circasia, escrito por John Jaramillo Ramírez quien lo conoció de cerca por lazos familiares, donde revela la historia de un hombre que supo entender su fidelidad hacia sí mismo y su contribución a los aires libertarios de su época, como un tributo a la patria.

22 de septiembre de 2013

El paso del Libertador por el Quindío

ENSAYOS DE HISTORIA QUINDIANA - Volumen 1 (Biblioteca de Autores Quindianos - Academia de Historia del Quindío -In Memoriam Jorge Enrique Árias Ocampo 1944-2010-. Publicado por la Gobernación del Quindío y la Universidad del Quindío. abril de 2010).
El paso del Libertador por el Quindío. Evelio Henao Ospina. pag. 13 - 43.

Figura: Palma de Cera. América Pinotoresca

Ensayo nro. 1: El escrito de Evelio Henao Ospina (quien se acerca al episodio del Libertador en su paso por el camino del Quindío), revela un trato amable pero descriptivo de esa excursión de los patriotas. Las dotes de literato que expone este académico nuestro, nos permiten recrear en forma amena el único viaje de Bolívar por nuestra tierra, con todos los antecedentes que traía del Perú y el Ecuador para enfrentarse en la capital con nuevos problemas.
Descargar pdf

El tesoro perdido de los quindianos

Jaime Lopera Gutiérrez (Presidente de la Academia de Historia del Quindío)
09 de enero de 2006

En una sala del poco visitado Museo de América, en Madrid, España, bajo el número 17.477 del inventario, hay un poporo de 22 x 12,5 centímetros, en oro de 900 milésimas, que perteneció a esa cultura precolombina la cual, según los expertos, habitó la actual región del eje cafetero entre los siglos VI al X d.C.[1]  

El objeto antropomorfo, realizado mediante la técnica de la cera perdida, representa una figura masculina desnuda, sentada en un asiento ceremonial y aparece ricamente ornamentada.

Crónica sobre el tesoro de los quimbaya

Roberto Restrepo Ramírez (Miembro de la Academia de Historia del Quindío)
20 de noviembre de 2009
UN LEGADO HISTÓRICO Y CULTURAL DEL QUINDÍO DE IMPONDERABLE VALOR DOCUMENTAL Y ARQUEOLÓGICO.

Uno de los imaginarios de la conquista llevó a la fundación de la urbe que hoy es la capital de Colombia. Ese hito histórico se conoció como El Dorado y se convirtió en una obsesión, que incluso llegó a la región del Quindío en la época de la colonización, cuando cientos de guaqueros, atraídos por el oro, pisaron los nuevos destinos en búsqueda de la “tierra de promisión”. Transcurrían las dos últimas décadas del siglo XIX y en las nuevas instalaciones se horadaban las superficies aledañas a los recientes fundos con la esperanza de encontrar el preciado metal

Diez ideas básicas para construir la identidad quindiana en el siglo XXI


Por: Nodier Botero J.
Publicado en La Crónica 22 de septiembre de 2013
La identidad es un proceso en permanente elaboración por medio de la interacción de lo individual con lo colectivo.

Los estudios de la sociedad y la cultura modernas han pasado en los últimos cien años desde los análisis organizacionales de Max Weber, a los modelos de naturaleza estructural y funcionalista del Talcot Parsons, hasta el análisis de las representaciones simbólicas del hombre y de los fenómenos sociales, basado en la idea de E. Cassirer que define al hombre como animal simbólico y en las revelaciones profundas de Gilbert Durand sobre el mundo de lo imaginario (en su libro Las estructuras antropológicas de lo imaginario). De manera que siguiendo estos principios se ha ordenado una importante corriente de estudios que estima a la cultura como construcción simbólica, a la sociedad como suma de estructuras que se identifican en el universo de los símbolos y a la identidad como proceso de reconocimiento de los miembros de una comunidad a través de la concientización de los llamados símbolos compartidos. 

18 de septiembre de 2013

El MET restituyó estatuas a Camboya

Por Álister Ramírez Márquez - Nueva York. (Publicado por El Tiempo - 31 de mayo de 2013.)
Sí es posible que devuelvan al país parte del tesoro quimbaya que está en Chicago.

11 de septiembre de 2013

Un paseo por el antiguo Camino del Quindío


Álvaro Hernando Camargo Bonilla  (Miembro de la Academia de Historia del Quindío)
Publicado en el diario La Crónica del Quindío, 9 de junio de 2013
Ubicado en el Triángulo de Oro de Colombia, corazón de los Andes colombianos; se constituye en importante destino turístico, histórico y cultural, por ser un escenario único de su género en la región.

El Camino del Quindío, desde Cartago a Ibagué, se describe dentro una diversidad de pisos térmicos (cálido, medio, frío y páramo, sobre formaciones orográficas de terrenos ondulados, en las dos estribaciones de la misma cordillera), que permitió una rica variedad de clima, flora y fauna.

4 de septiembre de 2013

El Camino del Quindío en la independencia.

Álvaro Hernando Camargo Bonilla (Miembro de la Academia de Historia del Quindío)
El Combate de Las Cañas
26 de julio de 1813.

Destacar y recapitular la memoria eco-histórico-cultural del Camino del Quindío, es revitalizar nuestra historia desde sus más tempranos inicios, e incentivar a los Quindianos a la búsqueda de nuevos elementos históricos, culturales y ecológicos, que apremien la construcción histórica de la Quindianidad.

En el desarrollo de las movilizaciones de independencia, el Camino fue necesario para el tránsito de ejércitos procedentes de Santafé hacia el occidente con el propósito de apoyar a las regiones de la gobernación de Popayán, leales a la causa libertaria.

Algunas de las contiendas armadas de la causa libertaria se presentaron en inmediaciones del Camino del Quindío, en la vereda las Cañas del Municipio de Alcalá, en límites con la vereda Las Pavas, de Filandia.

En 1813, el ejército español en cabeza de Juan Sámano, invadió al Cauca, los patriotas se replegaron de Popayán hacia Cartago. Unos 150 patriotas procedentes de Popayán se unieron al francés Manuel Roergas de Serviez, comisionado por el gobierno de Santafé para reforzar las tropas. Sámano ocupó a Cartago, con 1.000 hombres, y el 26 de julio de 1813 se enfrentó a Serviez, en Las  cañas o “Cerrogordo”.

3 de septiembre de 2013

El río corre hacia atrás, de Benjamín Baena Hoyos.
La novela de la colonización del Quindío

Carlos A. Castrillón (Miembro de la Academia de Historia del Quindío)
Texto leído en el acto de presentación de la segunda edición de la novela 
El río corre hacia atrás, de Benjamín Baena Hoyos (Manizales: Hoyos Editores, 2007)
Museo Quimbaya, Armenia, noviembre 8 de 2007

En el Quindío, desde su existencia como parte de una región más vasta (el Gran Caldas) hasta su constitución como entidad político-administrativa, la historia ha sido escrita desde una perspectiva que trata de conservar el tono épico y la mistificación de hechos, personajes y circunstancias históricas. Este tipo de historia, que se escribe desde los centros de poder cultural, ha impedido el reconocimiento de los diversos factores que influyen en la conformación de la cultura regional, limitándose a la reproducción de tópicos tales como la gesta colonizadora, la altura de miras de quienes la agenciaron, la supremacía de la influencia antioqueña y el desarrollo pacífico de la colonización.

Algunos estudiosos han propuesto, desde las investigaciones académicas, la imposibilidad de sostener tales tópicos. Se ha demostrado, por ejemplo, que la colonización del Quindío fue motivada por poderosos factores económicos, que la influencia caucana y cundiboyacense fue importante, que los procesos de población se produjeron no sin conflicto y que todo ello es causa de la distribución desigual de la posesión de la tierra, a partir de la cual se generaron las fuerzas de poder en un esquema semifeudal que aún subsiste. Así lo plantean los análisis de Jaime Lopera, las interpretaciones sociohistóricas de Carlos Miguel Ortiz y Jaime José Grisales y los apuntes históricos de Albeiro Valencia. Lopera (2005: 120) afirma que la visión mitológica puede entenderse en el Quindío como “una extensión de la poesía o como diferente interpretación de los materiales históricos” y Ortiz (1985: 33) señala al respecto que el “movimiento migratorio ni ha nacido por azar, ni ha sido un puro brote romántico o aventurero al que puede reducirse mistificándolo, ni es el puro fruto de una raza especial o de una especial ‘sicología’ […] sino que ante todo ha resultado de condiciones muy concretas y de contradicciones sociales resultantes del proceso histórico-social nacional y regional”.

31 de agosto de 2013

Los armenios y los yarumos blancos

Jaime Lopera Gutierrez. (Presidente Academia de Historia del Quindío)
noviembre de 2012
El Concejo Municipal de la ciudad de Armenia acaba de aprobar un Acuerdo mediante el cual acoge la iniciativa de bautizar con el gentilicio de armenios a los habitantes de esta capital quindiana. De esta manera se concluye el debate en torno a la denominación de armenitas que estaba haciendo carrera en algunos medios, con base en una de las opciones que el Instituto Agustín Codazzi, IGAC, estaba ofreciendo en su Diccionario de Gentilicios colombianos.

26 de agosto de 2013

La década admirable del Quindío, 1950-1962

Jaime Lopera Gutierrez (Presidente Academia de Historia del Quindío)

20 de abril de 2011
Rememorando hoy el cincuentenario de la infausta fecha del 17 de enero de 1962, cuando un sicario de la época acabó con la vida de Joaquín Lopera en un café cerca de la plaza de Bolívar de Calarcá, empecé a detenerme en evocar una serie de episodios quindianos que sobrevinieron en esa misma década y que constituyen verdaderos hitos en la historia del Quindío[1]. A la altura de hoy, estimo que dichos hitos contienen las bases del llamado civismo quindiano —del cual tanto dudamos hoy en día—, y sirven de antecedentes para probar que en aquella época, entre 1950-1962, esos esfuerzos ciudadanos servían para hacer obras y proponer iniciativas cívicas mucho más allá de los convites y las empanadas.

Dichos episodios o indicadores, señales de una autonomía que ya se estaba dando en la práctica, son los siguientes:

24 de agosto de 2013

Catedral de la Inmaculada Concepción

Por: Armando Rodríguez Jaramillo (Miembro de la Academia de Historia del Quindío) Armenia, 5 de marzo de 2009. Publicado en "Domus Dei. Las Catedrales del Eje Cafetero". Ministerio de Cultura, Banco de la República,  Museo de Arte de Pereira, Museo de Arte de Caldas. 2009

La primera capilla de que se tenga noticia se construyó, con la fundación de Armenia, el 14 de octubre de 1889, la cual fue levantada en madera y paja aprovechando los seis reales (sesenta centavos) recogidos para tal fin en un simulacro de mercado realizado ese día entre los colonos fundadores. El primer sacerdote en celebrar la misa fue el Presbítero marinillo José Ignacio Pineda, quien hace entrega de esa capilla, el 18 de noviembre de 1894, al Pbro. Ismael Valencia, primer cura residente de la naciente población hasta 1901. Le sucedió en la parroquia el Pbro. José María Arias, quién la traspasa en 1903 al Presbítero jericuano Vicente Antonio Castaño, que se dio a la tarea de construir un templo digno de la próspera población en el lugar que ocupa la actual Catedral.

Sobre este episodio, el historiador Rufino Gutiérrez, al pasar por Armenia en 1918, escribió: 

“El presbítero Castaño encontró que no había más iglesia que una casa de techo de astillas, y empezó a construir en el mismo asiento la actual parroquial.

Esta es muy amplia, de base de cal y canto, la cual tuvo que sacarse de gran profundidad y levantarse bastante del lado de atrás, por la desigualdad del terreno; el pavimento es de madera y el techo de teja de barro y el cuerpo de madera y guadua, por el estilo de las de Manizales. 

Con limosnas de los fieles compró el señor Cura un solar en la plaza y edificó en él la casa cural, de dos pisos.”

Por cerca de cinco décadas, la imponente construcción fue el centro católico de los quindianos hasta que el del 26 de septiembre de 1962, mediante Decreto Nº 362, el primer obispo de la Diócesis, Monseñor Jesús Martínez Vargas, conformó la Junta general Pro-catedral encomendándole la responsabilidad de construir la nueva Catedral de Armenia, encargando el proyecto, en 1966, al Presbítero Ángel de Jesús Arteaga, párroco de la Inmaculada.

Armenia, que vivía por esos años una euforia cívica sin precedentes, acogió la construcción de la nueva Catedral como un propósito colectivo. En pocos años, el diseño arquitectónico vanguardista, concebido por Jorge Collazos bajo la permanente tutela del obispo Martínez Vargas, se hizo realidad, y los armenios vieron nacer la década del setenta estrenando una moderna Catedral sin cúpula, que se eleva en triángulo pero conservando la tradicional planta rectangular en cruz latina.

La Diócesis de Armenia, creada por el Papa Pío XII por Bula conjunta para las Diócesis de Pereira y Armenia el l7 de diciembre de 1952, ha tenido hasta ahora cuatro obispos: Mons. Jesús Martínez Vargas (1953 -1972), Mons. Libardo Ramírez Gómez (1972 – 1986), Mons. Roberto López Londoño (1987 – 2003) y Mons. Fabio Duque Jaramillo, actual obispo de la ciudad.

Nota: Ante la vacante en el obispado de Armenia por el traslado de monseñor Fray Fabio Duque Jaramillo como obispo de la Diócesis de Garzón (Huila), desde el año 2012 monseñor Alberto Giraldo Jaramillo se desempeña como administrador apostólico de la Diócesis de Armenia por decisión del Papa Benedicto XVI.