26 de agosto de 2013

La década admirable del Quindío, 1950-1962

Jaime Lopera Gutierrez (Presidente Academia de Historia del Quindío)

20 de abril de 2011
Rememorando hoy el cincuentenario de la infausta fecha del 17 de enero de 1962, cuando un sicario de la época acabó con la vida de Joaquín Lopera en un café cerca de la plaza de Bolívar de Calarcá, empecé a detenerme en evocar una serie de episodios quindianos que sobrevinieron en esa misma década y que constituyen verdaderos hitos en la historia del Quindío[1]. A la altura de hoy, estimo que dichos hitos contienen las bases del llamado civismo quindiano —del cual tanto dudamos hoy en día—, y sirven de antecedentes para probar que en aquella época, entre 1950-1962, esos esfuerzos ciudadanos servían para hacer obras y proponer iniciativas cívicas mucho más allá de los convites y las empanadas.

Dichos episodios o indicadores, señales de una autonomía que ya se estaba dando en la práctica, son los siguientes:
1. EL EQUIPO DE FÚTBOL FUE CREADO EN 1950.


Ya creado, el primer partido del Atlético Quindío en el rentado nacional fue contra Caldas en marzo de 1951. Este hecho empezó a marcar diferencias competitivas con Manizales que tenía en el Deportes Caldas un equipo de muchas campanillas y que representaba a todo el departamento. Los gestores quindianos se decidieron a empezar una jornada cívica deportiva que culminó en el nuevo equipo, el cual arrancó financieramente por la cesión de acciones de Paz del Río que algunos poseían. Puro civismo.

2. NACE LA IDEA DE UNA UNIVERSIDAD, 1952.

La idea de la Universidad del Quindío nació en una columna de opinión que publicó el 26 de julio de 1952 el periodista Mauricio Giraldo A., “Magia”, en el Diario del Quindío. Esta iniciativa —que vio la luz unos años después— fue secundada por un grupo de intelectuales de la región. Puro civismo.


3. EN EL TEATRO APOLO DE ARMENIA SE HACE LA PRIMERA JUNTA PRO DEPARTAMENTO, 1951.
En efecto, la primera junta Pro-departamento del Quindío se hizo en el teatro Apolo, en 1951. Esa junta quedó conformada por Elías Vélez Palacio, Euclides Jaramillo Arango, Alfredo Guzmán, Juan Mejía Botero, Hernando Gaviria L., José Botero Villa, Rogelio Sánchez Patiño, Alfonso Fernández Cardona, Aníbal Botero, Vicente Gómez Montoya y José Jaramillo Vallejo. Puro civismo.


4. SE CREA LA DIÓCESIS DEL QUINDIO, 1952.
La Diócesis de Armenia se creó a través de Bula Papal del 17 de diciembre de 1952. Al día siguiente, el Santo Padre Pío XII expide una nueva Bula y nombra a monseñor Jesús Martínez Vargas como primer Obispo. La posesión del prelado y el inicio de actividades de la Diócesis fue el 4 de febrero de 1953. Puro civismo.


5. SE ESTABLECE LA JEFATURA CIVIL Y MILITAR, 1957.
El 10 de octubre de 1957 la Junta Militar, presidida por el general Gabriel París, que entonces ejercía el poder ejecutivo en Colombia, a petición de los quindianos emitió un decreto especial que creaba la zona de emergencia del Quindío orientada a combatir la violencia política en esta zona; de allí se desprendió la Jefatura Civil y Militar del Quindío, con sede en Armenia, de donde dependía todo el comando del ejército para el (entonces) departamento de Caldas. Puro civismo.


6. POR ACUERDO DEL CONCEJO DE ARMENIA SE CREA OFICIALMENTE LA UNIQUINDIO.
Oficialmente la Universidad del Quindío se crea el 14 de octubre de 1960, a través del Acuerdo 023 del concejo municipal de Armenia, siendo Presidente del cabildo Aristóbulo Orrego Duque, y tras una propuesta hecha por varios ediles, encabezados por el panadero Darío Leyva Troncoso. La Uniquindio empieza a funcionar dos años después. La universidad del Quindío abrió sus puertas a los primeros estudiantes el 8 de febrero de 1962. En realidad, su primer rector Bernardo Ramírez Granada y sus primeros funcionarios fueron nombrados entre diciembre de 1961 y enero-febrero de 1962. Puro civismo.


7. SE PRESENTA PROYECTO DE LEY PARA CREACION DEPARTAMENTO, 1960-61.
Desde 1958 fueron muchas veces en las que se presentaron proyectos de ley para crear el Departamento del Quindío, en especial cuando asumió la presidencia Lleras Camargo y llegaron a las dos cámaras varios quindianos; todos esos intentos fracasaron. El último proyecto de ley, aquel que finalmente tuvo la suerte de convertirse en Ley, se presentó el 17 de agosto de 1965 por parte de Ancízar López López, en tanto que la ponencia fue escrita por Silvio Ceballos Restrepo. En dicho año se constituyó una nueva junta, cuyos miembros, casi todos están vivos: Diego Moreno Jaramillo, Jesús Antonio Niño Díaz, Jesús Arango Cano, Óscar Jaramillo O`Brien, Henry Valencia Naranjo, Bedmar Vásquez Henao, entre otros. Al proyecto se le dio tercer debate el 19 de enero de 1966, luego de negociar con los parlamentarios del Valle que exigían sacar de la lista de municipios del nuevo departamento a Sevilla, Alcalá, Caicedonia y Ulloa, lo cual en efecto ocurrió. Puro civismo.


8. A la pregunta frecuente que me hacen sobre la verdadera participación de Calarcá en esta gesta, hay dos versiones: 


(1ª.) como los parlamentarios Ancizar/Silvio se habían apropiado del proyecto en el Senado —el uno para mostrarle los dientes al conservador Luis Granada Mejía que estaba “vendido” a los caldenses dado su carácter de Presidente del Directorio Conservador de Caldas; y el otro para emanciparse del cacique liberal Camilo Mejía Duque— , los liberales calarqueños encabezados por Martiniano Montoya y Lucelly García, su joven pupila, se sintieron desplazados y por eso inicialmente mostraron su oposición a la idea; Joaquín Lopera y otros liberales oficialistas, que estaban en el Directorio Liberal Oficial, hicieron lo propio más que todo para no dejarse imponer del ancizarismo armenio que los había subestimado como Directorio. 

(2º.) La segunda versión tiene que ver con el MRL. Una vez mas, como Ancízar/Silvio eran los “dueños” de la iniciativa, y el oficialismo liberal y el MRL estaban en disputa, con ese pretexto ellos no dejaron arrimar en Bogotá al senador Iván López Botero, elegido por el MRL, a las discusiones en el Congreso. Por ello mismo, los quindianos que en Bogotá estábamos afiliados al lopismo, nos opusimos allá en apoyo de la exclusión oficialista que Ancízar/Silvio nos habían sometido a los del MRL. (La prueba del poder de Ancízar/Silvio, en esa época, consiste precisamente en que la CRQ no empezó a funcionar sino dos o tres años después de creada porque la coalición Ancízar/Silvio, con la complicidad del gobierno de entonces, obstaculizó el nombramiento de un Director de la entidad que se acogiera a las consignas de estos dos caciques). 


[1] Con la colaboración de Miguel Ángel Rojas. 23 de Abril de 2011.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario