28 de diciembre de 2014

Verdades de la creacion de la CRQ

(Editorial del diario La Crónica del Quindío del 28 de diciembre de 2014, el cual se origina por un correo que Jaime Lopera Gutiérrez dirigiera el 22 de diciembre a Miguel Ángel Rojas, director de La Crónica, con copia a los miembros de la Academia de Historia del Quindío, a propósito de un editorial que este mismo diario publicara el 19 de diciembre titulado “Los 50 años de la CRQ”) 

Una idea de Alfonso López Michelsen e Iván López Botero, con la asesoría de Jaime Lopera Gutiérrez.

A propósito de la celebración de los 50 años de la Corporación Autónoma Regional del Quindío, cuyo aniversarioi real es este 31 de diciembre, es pertinente contarles a los quindianos quienes fueron los verdaderos padres de esta iniciativa en el Congreso de la República, para que no queden dudas y, en próximas ocasiones, se les rinda homenajes a quienes en verdad lo merecen. También para mirar cómo las majaderías de la política retrasan los proyectos del desarrollo regional.

24 de diciembre de 2014

La Burila

Por: Alvaro Hernando Camargo. Miembro de la Academia de Historia del Quindío.

“La Burila estampó malestar e incertidumbre para todos los colonizadores rasos localizados en la “Hoya del Quindío”.

En 1850, en la “Hoya del Quindío” estaba habitada por animales de todos los pelambres: jaguares, osos de anteojos, dantas, nutrias, cusumbos, jabalís, hasta la tatabra, entre muchos más. Igualmente  aves, de de coloridos plumajes. Todos ellos ocupaban los espesos guadales e colosales árboles, donde además habitaban serpientes, bichos y otras formas de vida.

20 de diciembre de 2014

El otro lado de la historia

Historiador Nodier
Botero Jiménez
Por: Jaime Lopera Gutiérrez. Miembro de la Academia de Historia del Quindío.
Palabras de saludo al reingreso de un miembro de la AHQ, durante una charla sobre Historia y Literatura, junio 14 de 2012, en la SMP de Armenia.

1
Regresa el armenio Nodier Botero Jimenez a la Academia de Historia del Quindío con gran complacencia para nosotros, sus integrantes. Con su estilo denso pero juicioso en sus textos —los cuales es preciso leer y releer para sacarles el jugo que conservan sus escritos en el fondo—, vuelve con una noticia sorprendente y novedosa: que está corriendo el rumor de que la historia está mejor contada por los novelistas que por los historiadores profesionales. (Es posible que German Arciniegas, o Indalecio Liévano Aguirre, se revuelvan en sus tumbas con esta enunciación).

14 de diciembre de 2014

En Filandia se pone en peligro su patrimonio arquitectónico

Plaza principal de Filandia (Quindío -
Colombia) en 1966
Por: Roberto Restrepo Ramírez. Miembro de la Academia de Historia del Quindío y Vigía del Patrimonio Cultural (publicado por el diario La Crónica del Quindío el 14 de diciembre de 2014)

Recientemente, La Cámara de Comercio de Armenia, la gobernación del Quindío y operadores de turismo realizaron un evento significativo en el hotel Mocawa para presentar el producto denominado “Rutas del Paisaje Cultural Cafetero”. Se habló mucho, de nuevo, sobre las ventajas de esta tierra de la cultura cafetera que se agrupa en 47 poblaciones de cuatro departamentos y que requieren de urgencia —de eso no hay duda— mucha efectividad en el turismo.

7 de diciembre de 2014

El café de Cúcuta.
El sacerdocio cafetero del padre Francisco Romero

Por: Jaime Lopera Gutiérrez. Miembro de la Academia de Historia del Quindío. Octubre de 2014

1

Dice una muy divulgada leyenda que desde 1834 el famoso padre Francisco Romero, párroco de Salazar de las Palmas, Santander del Norte, ponía como penitencia a sus feligreses la obligación de sembrar determinada cantidad de matas de café a cambio de los pecados que él absolvía en nombre de Dios. Eso fue cierto.

No obstante, si bien fue un difusor extraordinario del dichoso arbusto que confirma nuestra economía, el padre Romero más que un párroco escuchando y repartiendo bendiciones en un confesionario, era asimismo un político conservador y un experto en la compraventa de tierras, cacaoteras, cañeras o cafeteras cuando este ultimo cultivo empezaba a diseminarse por los lados del Norte de Santander.