30 de noviembre de 2013

Un recorrido por la Armenia antigua

Plaza de Bolívar de Armenia en la
década del treinta del siglo XX
ENSAYOS DE HISTORIA QUINDIANA - Volumen 1 (Biblioteca de Autores Quindianos - Academia de Historia del Quindío -In Memoriam Jorge Enrique Árias Ocampo 1944-2010-. Publicado por la Gobernación del Quindío y la Universidad del Quindío. abril de 2010).
Un recorrido por la Armenia antigua. Fernando Jaramillo Botero, pag. 119 - 125.



Esta es una ronda por las calles de Armenia y una perspectiva sobre la denominación de sus calles y carreras. Iniciaremos nuestro recorrido[1] en Puerto Armenia (1), donde el llanto de los guaduales y las melodías abstractas del río Quindío nos han acogido en esta calurosa mañana de octubre; luego en Arenales (2) y en medio de la polvareda levantada por los corceles, nos presentamos con los que llegaron enruanados de Burila (3) y del Tolima, asimismo con los asoleados del Cauca y del Pacífico que acamparon en La Tolda (4), seguimos por Tres Esquinas (5) y comprobamos que efectivamente le hace falta la cuarta esquina —aunque se prevé que muy pronto la tendrá, así como también una futura avenida que llevará el nombre de don Vicente Giraldo.
Descargar pdf

26 de noviembre de 2013

El Quindío en símbolos. Ensayo sobre la identidad regional


Por: Nodier Botero J. Miembro de la Academia de Historia del Quindío. 

"No hay acceso directo o inmediato a lo real, pues todo conocimiento es simbólico y pasa por el leguaje" (G. Durand).

INTRODUCCIÓN

Los estudios sociales que tienen que ver con la historia, la antropología, la etnografía, la sicología, la lingüística y, en general, con las llamadas ciencias del hombre y de la cultura han experimentado en los últimos cincuenta años una fuerte sacudida metodológica, incluso extendida hasta los propios fundamentos epistemológicos de dichas ciencias. Ello ha ocurrido después de la aparición del llamado “giro lingüístico” que ha centrado en el lenguaje y en la producción y en la interpretación de los símbolos sus referentes de reflexión para las tareas de aprehender racionalmente la realidad. Incluso se trata ahora de la adopción de modelos que han afectado y producido innovaciones fundamentales en el llamado “objeto de estudio”, pues a partir del momento en que la revolución darwiniana rompió con el “fijismo” en la clasificación de los seres de la naturaleza, en que W. Heisenberg formuló el “principio de la incertidumbre” para la objetivación de la realidad, en que la teoría einsteniana propuso que la materia también es energía y en el que la gran onda explosiva del “Big Bang” evidenció que vivimos dentro de una galaxia en perpetuo movimiento rotatorio y circulatorio, repetimos que a partir de estas nuevas constataciones, el objeto de estudio se tornó difícilmente aprehensible, ya no pudo ser el mismo que se había propuesto dentro del paradigma newtoniano de lo objetivo y medible. Ahora el lenguaje que dentro de este paradigma de lo observable y cuantificable fungía apenas como elemento intermediario entre el hombre y el objeto de estudio, se convirtió en el mismo objeto de estudio. Desde esta nueva perspectiva se abonó el terreno adecuado en el que la hermenéutica simbólica insurgió con gran vigor a partir de las teorías de Nietzsche, de Heidegger, de Gadamer y de Ricoeur, para no citar sino algunos de los más insignes representantes, ideadores de este nuevo modo de ver la realidad del hombre.

15 de noviembre de 2013

Apuntes para una toponimia del Quindío


Carlos Alberto Castrillón[1]
Álvaro Eduardo Cano Betancur[2]
Luz Márbel Rincón Londoño[3]

 Resumen

El proyecto sobre Toponimia del Quindío es un intento sistematizado que tiene como propósito establecer el corpus toponímico y las motivaciones lingüísticas, históricas y culturales de los procesos de nominación en la región de la Hoya del Río Quindío, desde sus orígenes históricos hasta la actualidad. Para el efecto, se estudian los diferentes tipos de topónimos, según la taxonomía de Camps y Noroña (1989), y se establecen las posibles motivaciones de acuerdo con las fuentes más confiables y con la percepción de los hablantes. El propósito es responder dos preguntas: ¿Cuáles fueron las motivaciones que llevaron a los colonizadores y fundadores a dar un determinado nombre a los diferentes lugares del territorio? ¿Qué componentes ideológicos de diversas tradiciones se esconden en esas motivaciones? En este informe parcial se muestran los resultados generales del proyecto y la metodología para el análisis del material.

Palabras claves: Toponimia, coronimia, motivación lingüística, historia del Quindío.

11 de noviembre de 2013

Los nombres de los municipios del Quindío

ENSAYOS DE HISTORIA QUINDIANA - Volumen 1 (Biblioteca de Autores Quindianos - Academia de Historia del Quindío -In Memoriam Jorge Enrique Árias Ocampo 1944-2010-. Publicado por la Gobernación del Quindío y la Universidad del Quindío. abril de 2010).
Los nombres de los municipios del Quindío. Miguel Ángel Rojas Arias, pag. 95 - 118.


Los nombres de los municipios del Quindío tienen dos tradiciones: los vocablos indígenas y sus representaciones de la vida aborigen, antes de la llegada de los españoles; y aquellas locuciones que recuerdan ciudades del antiguo mundo, de la Europa del siglo XVI que se aventuró al nuevo continente. En este último caso, los nombres se quedaron en las mentes de los hijos y los nietos y los bisnietos de los emigrantes europeos que los trajeron a las tierras de la Colonización del Quindío, pero que además retumbaron en sus oídos desde los púlpitos, recordados por los sacerdotes por diversos motivos.

9 de noviembre de 2013

El Diario del Quindío: Del linotipo al plomo derretido

Por: Alpher Rojas Carvajal. Analista político e investigador en ciencias sociales

En el primer tercio del siglo XX, el principal órgano de difusión escrito en Armenia, era Diario del Quindío que, como la mayoría de medios de comunicación de la provincia colombiana, tenía una clara adscripción política.

Asociado a pasiones en extremo polarizadas de amor/odio, éste era no solo corifeo del partido conservador en su línea más combativa y radical, sino de la ideología fascista de la derecha internacional de cuyos teóricos y pensadores clásicos se proclamaba vocero al reproducir sus  proclamas y manifiestos. Mussolini y Franco obtuvieron para sus modelos de Estado amplio despliegue y las teorías filosóficas y religiosas de idéntica estirpe eran agenciadas semanalmente en sus páginas de opinión.

8 de noviembre de 2013

Rechazo a programación de carrera de motociclismo
sobre el Camino del Quindío

Expresiones de rechazo general ante la alcaldía Municipal de Salento, Corporación Autónoma Regional del Quindío, Federación Colombiana de Motociclismo y autoridades relacionadas con la conservación de patrimonios como el CAMINO DEL QUINDÍO, conocido también como el CAMINO NACIONAL, se han hecho con motivo de la programación de una válida de motocross a realizarse los días 9 y 10 de noviembre de 2013 en predios del municipio de Salento (Quindío) por donde pasa el antiguo trazado del citado camino, que fuera una de las principales vías de comunicación del virreinato de La Nueva Granada en la época de la colonia española, para los ejércitos durante las luchas por la independencia de Colombia y, años mas tarde, en la formación de la República durante el siglo XIX.

Por allí transitó el naturalista Alexander von Humboltd (1801) cuando reconoció al Ceroxylon quindiuense o Palma de Cera del Quindío (Árbol Nacional de Colombia) y el Libertador Simón Bolívar (5 de enero de 1830). La historia del Salento, desde la instalación de la colonia penal en Boqúia (1842) hasta la fundación definitiva de la Villa de Nueva Salento (1865), así como la de la colonización y poblamiento de la provincia del Quindío, están íntimamente ligadas al CAMINO DEL QUINDÍO, constituyéndose en uno de los principales patrimonios del departamento y la nación.

Diferentes organizaciones como la Academia de Historia del Quindío, Centro de Estudios del Patrimonio del Quindío, Consejo Departamental y Cultura del Qiundío y Fundación Bahareque se han pronunciado sobre el particular:



3 de noviembre de 2013

La ley de olvido absoluto

Por: Jaime Lopera Gutiérrez. Presidente de la Academia de Historia del Quindío
Armenia, julio de 2010

El 27 de abril de 1827, el gobierno de entonces se encontró con la necesidad de atender los problemas ocurridos en el año anterior y que habían amenazado el orden político y legal que había regido hasta entonces en la tercera división militar de Colombia en el Perú. Francisco de Paula Santander actuando como vicepresidente de la república encargado del poder ejecutivo, envió al Senado, cuyo presidente era Luis A. Baralt, el texto de un proyecto de ley que fue aprobado el 4 de junio de 1827 y cuyo título señalaba “que declara un olvido perpetuo de los acontecimientos políticos del año anterior”.