30 de agosto de 2016

Una visión sobre la colonización antioqueña y del Quindío

En reunión del Centro de Historia de Calarcá, adscrito a la AHQ, realizada en los salones del Club Quindío el 11 de agosto de 2016, el historiador Carlos Alberto Mora Buitrago disertó sobre el origen de españoles que llegaron durante la conquista y la colonia, destacando que los principales viajeros a las nuevas tierras descubiertas por Colon provenían especialmente de Extremadura y Galicia, más que de Cataluña. Al contrario de lo que suele decirse, vinieron pocos conquistadores pobres porque costaba mucho el pasaje y la Casa de Contratación cobraba jugosos honorarios a los viajantes.

Mora Buitrago señaló, además, que la influencia vasca en el territorio colombiano es la más destacada que las otras regiones, sin olvidar que muchas costumbres nuestras se deben examinar a la luz del dominio territorial de los árabes en España por más de cuatro siglos.

En lo correspondiente a las genealogías quindianas, es posible rastrear los apellidos hasta muchas generaciones atrás con las nuevas tecnologías de Internet, señaló el conferencista e ingeniero Jorge Hernán Velásquez Restrepo durante la misma sesión en la Villa del Cacique. Allí se recordó precisamente que la muerte del cacique Calarcá se debió a unos disparos con arcabuz del fundador de Neiva, Diego de Ospina y Acosta, durante una batalla con los Pijaos en el Tolima.

Lo expuesto en el conversatorio por Mora Buitrago y Velásquez Restrepo se puede leer y descargar en: “Una visión sobre la colonización antioqueña y del Quindío.

21 de agosto de 2016

Modos de vida sociomusicales en el Quindío

Ensayo que presentó el sociologo Álvaro Pareja Castro para ingresar a la Academia de Historia del Quindío en reunión general realizada el pasado 4 de agosto de 2016 en el Hotel Bolívar Plaza de la ciudad de Armenia.

Introducción

Estas páginas no serán tanto un breve anuncio del porvenir sino recuento prometido y análisis así sea somero de las culturas musicales en el Quindío emprendido con la creación hace 32 años del Centro de Documentación e Investigación Musical del Quindío CDIMQ, la formulación del Plan de Desarrollo Investigativo Musical del Quindío y la puesta en marcha de tres macroproyectos de investigación de carácter inter y trasdisciplinarios titulados “Modos de Vida Sociomusicales en el Quindío”, encarado desde la sociología de la música, la musicología, la etnomusicología y el folclor; en segundo lugar, “Inventarios del Patrimonio Musical del Quindío”, enunciado a partir de las ciencias de la información, la documentación, la bibliotecología y la archivística; y por último “Extensión Social y Comunitaria” cimentado en las ciencias sociales y humanas. 

Mosaico cultural del Viejo Caldas

Ensayo de historia que presentó el abogado Germán Medina Franco para ingresar a la Academia de Historia del Quindío en reunión general realizada el pasado 4 de agosto de 2016 en el Hotel Bolívar Plaza de la ciudad de Armenia.

Introducción.

Con el paso del tiempo ha calado la idea de que el Viejo Caldas es la prolongación espiritual y física de Antioquia. Y a fuerza de repetirlo tantas veces pareciera cierto, incontestable. Así nos ven desde afuera, con una visión que se nutre del mito fundacional antioqueño, avasallante y provocador. Pero la evidencia de los hechos demuestra que bajo ése espejismo se oculta una realidad sociológica más compleja, rica en matices y potencialidades, cuya existencia no puede seguirse soslayando: somos un mosaico humano multiétnico y pluricultural que nos hace diferentes y no un simple apéndice de la antioqueñidad.

Ingreso de nuevos miembros y exaltación de académicos honorarios

De izquierda a derecha: Jaime Lopera G. Álvaro
Pareja Castro y María Eugenia Beltrán.
En reunión de la Academia de Historia del Quindío, efectuada el 4 de agosto de 2016 en el hotel Bolívar Plaza de la ciudad de Armenia, se llevó a cabo una inusual ceremonia de recibo de nuevos miembros y exaltación de académicos honorarios.

En consecuencia, la Corporación, luego de invitar formalmente a dos personas que cumplían con los requisitos estatutarios para ingresar a la Academia, recibió en reunión solemne a los siguientes nuevos académicos de la institución:

10 de agosto de 2016

Entrega del libros de la Colección de Autores Quindianos

Fernando Jaramillo
Botero
Noticia de la Academia de Historia del Quindío. Armenia, 10 de agosto de 2016.

En el auditorio “Euclides Jaramillo” de la Universidad del Quindío se llevó a cabo el acto de entrega de los cuatro libros de la Biblioteca de Autores Quindianos que cuenta con al apoyo de la administración departamental. En el evento hicieron presencia el Rector de la Universidad del Quindío (José Fernando Echeverri Murillo), entidad que editó e imprimió tales obras, y del Gobernador del Departamento (Carlos Eduardo Osorio Buriticá) y el Alcalde de Armenia (Carlos Mario Álvarez Morales) quienes resaltaron, cada uno, la labor cultural de la Universidad y de la AHQ.

Quindío 50 años, un recorrido visual por la historia del departamento

Fernando Jaramillo Botero.
Entrevista a Fernando Jaramillo Botero, miembro de la Academia de Historia del Quindío, publicada por el diario La Crónica del Quindío el 10 de agosto de 2016 con ocasión de la presentación del libro "Quindío 50 años" de la Universidad del Quindío.


Fernando Jaramillo, autor del libro Quindío 50 años, un recorrido visual por la historia del departamento, es un docente de economía apasionado por el tema histórico, cultural, por el paisajismo y el turismo.

La obra fue presentada en el auditorio Euclides Jaramillo Arango de la universidad del Quindío, en el marco de la celebración de los 50 años de creación del departamento y el lanzamiento de nuevos títulos de la Biblioteca de Autores Quindianos.

7 de agosto de 2016

De las vueltas al tour

Armando Rodríguez Jaramillo. Miembro de la Academia de Historia del Quindío.

Nota: Artículo publicado el 04 de junio de 2014 en Quindiópolis que recoge remembranzas del autor de lo que fueron las llegadas de la Vuelta a Colombia y otras competiciones como el Clásico RCN a la ciudad de Armenia en los años sesena y setenta.


Recuerdo de niño que la Vuelta a Colombia paralizaba al país durante dos semanas. Era el espectáculo callejero por excelencia, el deporte que todos podíamos disfrutar sin necesidad de comprar boleto.

Por aquellos años de finales de los sesenta e inicios de los setenta no había transmisiones en directo de televisión. Eran las épocas en las que la Cadena Radial Colombiana (Caracol), Radio Cadena Nacional (RCN) y el Circuito Todelar de Colombia (Todelar), de los hermanos Tobón de La Roche, se disputaban la sintonía con narraciones noveladas de lo que sucedía en plena carrera y de los paisajes y poblados por donde pasaban, por eso no era extraño que nombraban a Buga como “La ciudad señora”, a Tuluá como “la villa de Céspedes”, a Armenia como “la Ciudad Milagro”, a Sevilla como “la capital cafetera de Colombia”, a Pereira como “la ciudad de las puertas abiertas”, a Manizales como “la perla del Ruiz”, a Anserma como “Santa Ana de los Caballeros”, a Riosucio como “la perla del Ingrumá” y a Medellín como “la capital de la Montaña”.