Ir al contenido principal

Armando Espinosa Baquero, integrante de la AHQ, reconocido por Colciencias como investigador Emérito



La Academia de Historia del Quindío se enorgullece en registrar el reconocimiento como investigador Emérito que el Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación (Colciencias) le hizo al Doctor Armando Espinosa Baquero, miembro de nuestra Corporación, por su labor de toda una vida como profesor e investigador en áreas de las ciencias geológicas y la ingeniería, así como por sus aportes a la historia de Colombia.

Por esta razón, nos permitimos reproducir la noticia publicada por el diario La Crónica del Quindío el 10 de noviembre de 2016 bajo el título: El ingeniero Armando Espinosa, reconocido por Colciencias como investigador Emérito


La mención de investigador emérito fue otorgada con carácter vitalicio, al igual que la de casi sesenta científicos, entre los que se incluye el del inmunólogo Manuel Elkin Patarroyo.

Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación, Colciencias, destacó el trabajo realizado por el profesor e investigador uniquindiano, adscrito a la facultad de Ingeniería, Armando Espinosa Baquero, PhD, reconociéndolo como investigador emérito.

Dicha exaltación se realizó en el marco del proceso de medición de la investigación en el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, donde Colciencias estableció que se relacionaría a los investigadores eméritos vinculados a instituciones colombianas, cuya trayectoria, aportes y producción científica-académica hubiesen sido significativas para la ciencia, la tecnología e innovación en Colombia.

“Siento que este reconocimiento pertenece, más que a mí, a las instituciones que han apoyado, financiado, publicado y divulgado mis trabajos. Entre ellas, la universidad del Quindío ha sido la de mis afectos; aquella donde he recibido durante más de veinte años las condiciones ideales para adelantar mis estudios y transmitir mis conocimientos”, aseguró el geólogo y profesor uniquindiano. 

Cabe agregar que para ser elegido en este selecto grupo de científicos colombianos, se tuvieron en cuenta aspectos como el nivel de formación y producción científica innovadora, tipo Top o Tipo A, los productos de formación académica, así como la vinculación a instituciones de la talla del Servicio Geológico Colombiano, entre otras organizaciones.

Toda una vida al servicio de la investigación
El profesor Armando Espinosa Baquero se ha dedicado durante toda una vida al servicio de la ciencia y la divulgación del conocimiento. Él no solo es miembro de número de las academias colombianas de Ciencias.

Exactas, Físicas y Naturales,  Ciencias Geográficas y de Historia del Quindío, sino que ha sido uno de los historiadores de la ciencia más importantes en el país.

Este destacado científico se ha destacado con trabajos tan trascendentales como La historia de las Ciencias en Colombia (1985) y el libro conmemorativo de los 100 años del Servicio Geológico Colombiano, El Servicio Geológico Colombiano 1916-2016, Cien años al Servicio de Colombia (2016), entre otros.

Además, ha escrito valiosas páginas en torno a la presencia de expedicionarios europeos en las Américas y particularmente acerca de su paso por Colombia, en camino a la construcción de la arqueología del conocimiento que estas tierras han aportado a la modernidad. 

Finalmente, entre los méritos de este investigador uniquindiano, está el hecho de ser es uno de los expertos más calificados en el ámbito de la geología histórica y la investigación en asuntos de carácter social involucrados en la reducción de riesgos de desastres, algo que quedó demostrado con los contenidos reveladores consignados y publicados en su Enciclopedia de Desastres Históricos en Colombia, documento virtual pionero en este campo. 


Comentarios

  1. Maravilloso reconocimiento a este hombre sencillo, cercano y muy amable que comparte con todos su conocimiento y que desde la Academia de historia del Quindio, nos da orgullo nacional. Felicidades

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Armenia, una granja de cuyabras

Por Miguel Ángel Rojas Arias. Miembro de la Academia de Historia del Quindío
A los armenitas del Quindío les dicen cuyabros. El gentilicio de los nacidos en ésta, la capital del Quindío, es el de armenita, que no armenio, armeniano o armenense. El apelativo cuyabro es un apodo. ¿De dónde proviene uno y el otro? Voy a tratar de discernirlo teniendo en cuenta varias fuentes que iré, igualmente, citando.
No hay nada más especulativo que el origen del nombre de Armenia, designación que le fue dada a la hoy capital del departamento del Quindío. La primera versión fue consignada por el periodista e historiador Alfonso Valencia Zapata en su libro Quindío Histórico y que nos dice que el topónimo proviene de un homenaje que los fundadores le brindaron al pueblo euroasiático conocido como Armenia, tras la masacre sufrida en el año 1896 a cuenta de los otomanos.
Esa versión ha sido copiada casi por todos los escritores e historiadores locales que hacen referencia al nombre de la ciudad, sin fijarse…

Preludios de la autonomía quindiana

Por Jaime Lopera Gutiérrez. Presidente de la Academia de Historia del Quindío. Armenia. 20 de mayo de 2008
Entre 1905 y 1910, las regiones de Antioquia, Cauca y Tolima fueron desmembradas para constituir al nuevo departamento de Caldas, acogiendo peticiones de los pobladores de esta zona. El proceso resultó así.
Primero se creó el departamento de Manizales por medio de la Ley 17 del 11 de abril de 1905, compuesto por cuatro Provincias: Manizales, Aranzazu, Marmato y Robledo. Un año después (1906) la Provincia de Herveo, Tolima, entregó a Manzanares y Marulanda; y Antioquia aportó a Pensilvania segregada de la provincia de Aures. En 1907, cuatro poblaciones de la Provincia del Quindio ubicadas en la jurisdicción del Cauca (Armenia, Calarcá, Filandia y Victoria), pasan al nuevo departamento. Finalmente, en 1910, el decreto 340 de ese año creó el departamento de Caldas con capital Manizales; dos años después un municipio del Chocó, Pueblo Rico, hizo parte de la nueva realidad administrativ…

Crimen de Celedonio Martínez, inicio de una noche negra para el periodismo del Quindío

Por: Miguel Ángel Rojas Árias. Miembro de número de la Academia de Historia del Quindío.
Publicado en el diario La Crónica del Quindío, 09 de febrero de 2014.

El 10 de octubre de 1959, después de leer su editorial, titulado Silencio, el periodista Celedonio Martínez Acevedo se quedó sentado, llorando, frente al micrófono del noticiero Radio Gaceta, espacio que se transmitía por la emisora Voz de Armenia.
Martínez hablaba del asesinato de 19 personas en el paraje de Planadas, en jurisdicción de Calarcá, a manos del bandolero Efraín González.
El periodista Germán Gómez Ospina, su amigo y compañero en Radio Gaceta, contó mucho tiempo después: “La cuadrilla de Efraín González fue la responsable de la espantosa matanza. Más tarde, en la finca El Diamante, en jurisdicción del municipio de Circasia, diría Efraín González cuando trataba de vender un revólver: ‘Con este repasé a los 19 de Planadas y ni siquiera se me recalentó’.