Me encontré en la vida con… Aristóbulo Orrego Duque.

Notable médico y dirigente cívico  nacido en la finca El Rocío del  corregimiento  del Caimo,  municipio   de Armenia  el 7 de marzo de 1907, sus padres  Benito  Orrego Ramírez y Rosalía  Duque Valencia ,de Pacora  y Villamaría, ocho hermanos en total: Zoila, Aristóbulo, Nacianceno, Carlos, Germán, Pedro Luis, Benito y Guillermo.

Hizo sus estudios primarios en la finca de sus padres, con profesores privados y culminó bachillerato en el colegio La Salle de Bogotá en 1928, al año siguiente ingresó a la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia, donde se graduó con honores como médico cirujano y más tarde especialista en Pediatría, en 1936. Después de graduarse regresó a Armenia, donde ejerció la medicina hasta su muerte el 7 de febrero de 1979.

Contrajo matrimonio con la distinguida señora  montenegrina Olga Gaviria Gaviria, siete hijos, todos profesionales y ampliamente destacados: Martha, abogada; Alonso, Ingeniero Mecánico; Iván, Ingeniero Químico; Jorge, Ingeniero Industrial y Matemático; Manuel, comerciante; Jaime, médico reputado que trabaja en la Clínica Valle de Lilí; Gabriel, pianista.

La senda de un humanista.
El Doctor Aristóbulo desde niño tuvo inclinación por la lectura y el humanismo. En su consultorio de la carrera 15 número 18-39, atendía a las gentes más necesitadas de la ciudad, a las cuales no les cobraba  la consulta  y en ocasiones la droga y algo de dinero; atendió a sus pacientes durante toda su existencia con una entrega total.

Fue el primer médico de Pijao y para tal efecto debía llegar a caballo pues no había carretera. Ejercía su servicio al prójimo con alegría y benevolencia, sin desmayar ni un solo día de ejercer su vocación de samaritano. En tal sentido, fue médico del Instituto de Seguros sociales y Jefe de servicios Médicos, por varios años.

Universidad del Quindío.
 Orrego es considerado uno de los más activos promotores de la creación de la Universidad en unión del recordado Darío Leyva Troncoso y otros ciudadanos. Creada mediante acuerdo del Concejo de Armenia, le correspondió a Orrego Duque, en su calidad de Presidente del Concejo de la Ciudad Milagro, refrendar con su firma esta decisión histórica. Se recuerda que con Leyva Troncoso organizaron la rifa de un carro para recoger fondos para la naciente Institución Superior.

Sociedad de Mejoras  Públicas.
Fue miembro  muy  activo y Presidente de la SMP, durante varios períodos, participó de la compra de los terrenos que albergan actualmente el Parque de Recreación Popular, obra de gran servicio recreativo, uno de los importantes aportes de la SMP a la ciudad. Como miembro activo de esta benemérita  Sociedad, intervino en la compra de la casa donde actualmente funciona la sede y la biblioteca municipal, que funcionó allí muchos años. 

Academia musical  Santa Cecilia.
Aristóbulo  compartió en su vida universitaria en Bogotá apartamento con Euclides Jaramillo Arango, notable escritor y uno de los compañeros en la creación de la Universidad, y Gonzalo Hincapié, destacado cantante de ópera, con el tiempo Gonzalo viajó a Italia donde conoció a  quién sería su esposa, Rina Silva, valiosa música italiana; al regresar a Colombia fijaron su residencia en Manizales, pero Aristóbulo logró que se vinieran para Armenia, donde ambos  hicieron una vasta tarea de promoción musical, no solo con la creación de su academia, sino también con el apoyo a muchas figuras artísticas. Como se recuerda, uno de los hijos de dicho matrimonio fue el político, escritor y abogado César Hincapié Silva.

Orrego Duque también contribuyó a que se radicara en la ciudad la señora Cecilia Londoño Henao, hermana del conocido padre Henao, madre de los notables artistas colombianos Jaime y David Manzur.

Liderazgo  y servicio.
Fiel a una conducta de servicio al prójimo cimentada en sus vasta lecturas, procuró ayudar con su atención médica y con su interés en fomentar el cooperativismo, por medio del cual fundó la Cooperativa de profesionales, que tuvo entre otros servicios, una urbanización al norte de Armenia. Este civismo lo acercó siempre a las ideas liberales de avanzada que plasmó en sus actividades cotidianas, en su calidad de Concejal, acompañado de su amigo, el conocido ex–Gobernador Rogelio González Ceballos, médico como nuestro personaje.

No fue nunca ajeno a los avatares de su profesión y por muchos años perteneció a la Asociación  Médica Sindical (Asmedas) y la presidió varios períodos.

Aristóbulo Orrego Duque ha sido uno de los personajes de nuestra tierra que más me han impresionado a lo largo de mi carrera: lector constante desde niño, logró consolidar dos bibliotecas maravillosas en su finca y en su casa de la carrera 13 de Armenia; con un bajo perfil, la serenidad de su gesto y la humildad de su presencia, escondían un ser humano entrañable y sólido; firme en sus ideas libertarias y democráticas, se quitaba el pan de la boca para entregarlo al necesitado, desde el fondo de su alma y de su silencio, brotaba un hombre enérgico y firme en la defensa de sus ideales. Atendió hasta su muerte, en su propia casa humilde, a la señora Arsenia Cardona, esposa de Jesús María Ocampo, fundador de Armenia.

Hombre cívico por excelencia, su paso por la vida fue un ejercicio de vitalidad y altruismo permanente; su condición de profesional de costumbres morales intachables, proyectó su influjo   a su hogar, desde luego, en donde fue un ejemplo para sus hijos, ciudadanos sin tacha, hombres de bien y profesionales meritorios.


Las nueva generación de coterráneos debe conocer figuras preclaras como la del ilustre médico de Armenia, uno de  los valores más sustantivos de la historia regional. 

Por: Gabriel Echeverri González. Vicepresidente de la Academia de Historia del Quindío.
09 de julio de 2017

Comentarios