Apuntes sobre la historiografía quindiana

Por Jaime Lopera Gutiérrez - Presidente de la Academia de Historia del Quindío)
Trabajo presentado en el VIII Congreso de Academias Departamentales de Historia y
Archivos Históricos Regionales, 15-17 septiembre 2005, Tunja - Boyacá

En forma más o menos arbitraria, podemos dividir la historia del Quindío en dos campos diferentes. En primer lugar, los sucesos verídicos que ocurrieron por esta comarca desde los tiempos de la Conquista, la Colonia y la República, y los cuales fueron narrados por gobernantes, cronistas, militares, viajeros extranjeros y frailes que pasaron en diferentes épocas por este territorio que hoy se llama Eje Cafetero; y en segundo lugar, los acontecimientos de su tiempo, el bloque de historiografía local estrictamente quindiana, la cual se compone de los testimonios, los registros, las memorias, las fotografías y los textos en los libros alusivos a los desarrollos de nuestra vida independiente como Departamento a partir de 1966.


La primera parte de la historia quindiana está contenida en los libros clásicos de los autores que se ocuparon de la colonización primigenia, donde encontramos datos de primera y de segunda mano como fruto de las impresiones en torno a lo vivido, o en razón de investigaciones directas en fuentes distintas, o por visitas a las regiones. Esta parte, por estar incrustada en la gesta de la colonización antioqueña y la construcción de caminos entre el Cauca y Antioquia, es la más abundante y la más explicada por los historiadores, en especial los caldenses.



Para el caso de esa historiografía caldense (que inicialmente se la mencionaba como una totalidad, porque no se consideraba la división territorial de la actualidad) hay varios grupos de autores: los llamados autores clásicos, que se mencionan en casi todos los textos de la historia del Eje Cafetero, como Juan Friede, Emilio Robledo, Guillermo Duque Botero, Fray Fabo de María, Heliodoro Peña, Joaquín Ospina, Rafael Arango Villegas, Luis Londoño, Emilio Robledo, Gabriel Mejía Arango, Teresa Arango Bueno, Luis Arango Cardona, Juan B. López, Ernesto Tirado Restrepo, Luis Enrique Valencia, Manuel Uribe Ángel, James B. Parsons, Luis Ospina Vásquez, Carlos Echeverri Uribe, Gabriel Poveda Ramos, Roger Brew, Luis Duque Gómez, Roberto Luis Jaramillo, Antonio García, Luis E. Nieto Arteta, Jaime Jaramillo Uribe, Jorge Orlando Melo, Jorge Villegas, German Colmenares, y Otto Morales Benítez, principalmente.


Hay otro grupo de historiadores que llamaremos intermedios como Albeiro Valencia Llano, Jesús Arango Cano, Bonel Patiño Noreña, Javier Ocampo López, Eduardo Santa, Hugo Jaramillo Ángel, Ricardo de los Ríos, Álvaro López Toro, Marco Palacios, Alfredo Cardona Tobón, Alfonso Valencia Zapata, Mariano Arango, y otros, que se ocuparon del panorama nacional y del caldense en sus diversas manifestaciones económicas, sociales y culturales.



Y enseguida damos cuenta de los nuevos historiadores, unos caldenses, como Vicente Arango Estrada, Pedro Felipe Hoyos Korbel y Víctor Zuluaga, que entraron a estos estudios cuando ya la segregación de Caldas estaba materializada; y otros quindianos,strictu sensu, tales como Jaime José Grisales, Cesar Hincapié Silva, Jaime Lopera, Roberto Restrepo, Olga Cadena Corrales, Gonzalo Valencia, Gabriel Echeverri, Fabio Agudelo, Hugo Galvis, Álvaro Hernando Camargo, Evelio Henao Ospina, Jorge Enrique Arias, Oscar Loaiza, Jorge Hernando Delgado, Miguel Ángel Rojas, Alberto Gómez Mejía y Carlos Miguel Ortiz quienes hicieron o están haciendo su aportación en el contexto de la nueva realidad territorial.



En general, con pocas excepciones, la historiografía quindiana es, comparativamente, la menos prolífica. No son muchas las monografías locales, ni los ensayos de interpretación. En la bibliografía que suministramos al final, puede observarse que las contribuciones son insuficientes si las contrastamos con la colmada muestra de documentos que se pueden tener a la mano en los archivos de regiones tales como el Cauca, Cundinamarca, Santander, Antioquia y la costa. 


Primera Bibliografía Quindiana



Una primera bibliografía local del Quindío, con textos dedicados exclusivamente a la historia de esta comarca, y basada en la compilación inicial realizada por Valencia Zapata en 1964, se compone de las siguientes obras: 


Arango C., Luis. Recuerdos de la Guaquería en el Quindío. Diferentes ediciones:Tipografía Viuda de Luis Tasso (1918); Cromos, Bogotá (1924); Editorial Quingráficas, Armenia (1974), (dos volúmenes, 254 páginas). Ed. Arboleda & Valencia, Bogotá (1920); Editorial Cromos, Bogotá (1924). 



Arango Cano, Jesús (1905). Geografía Física y Económica del Quindío.Publicaciones Culturales, Armenia, 1966.131 pps. Reeditado por Editorial Universitaria de Colombia (2003). 



Arango, Antonio J. (1906-1980). Quindío, Epopeya del Colono Antioqueño.Editorial Atalaya, 1940. 125 pps.



Bedoya A., Víctor (1885- ). Etnología y Conquistas del Tolima y La Hoya del Quindío. Imprenta del Departamento, Ibagué, 1950. 272 pps.

Cadena Corrales, Olga y Pérez B., José Manuel. El Café en el Quindío y el Café y el Desarrollo de nuestra Región. En Historia de nuestra región. Diario La Crónica, Armenia, 2000. Páginas 121-128, 129-136-



Cadena Corrales, Olga. Procesos de Colonización en el Quindío: El Caso Burila.Tesis de Magíster, Universidad Nacional, Bogotá, 1988. 169 pps.

Galvis Valenzuela, Hugo. Monografía de Quimbaya. Quingráficas, Armenia, 1982. 268 pps.



Gómez Aristizábal, Horacio. El Departamento del Quindío. Editorial Kelly, Bogotá, 1960. 215 pps.



Grisales, Jaime Jose. El Camino del Quindío, en Historia de nuestra región: Historia del Quindío. Diario La Crónica, Armenia, 2000.



Hernández Camacho, Jorge; y Gómez Mejía, Alberto. Andes del Quindío. Diego Samper Ediciones, Bogotá, 1996.

Hincapié Silva, César. Inmigrantes Extranjeros en el Desarrollo del Quindío.Editorial Quingráficas, Armenia, 1995.



Isaza y Arango, Eduardo. Calarcá en la Mano. Tipografía Renovación, Calarcá, 1930. 116 pags.



Jaramillo Vallejo, José. El Reloj de mis Recuerdos. Editorial la Patria, Manizales, 1970. 259 páginas. Otras ediciones: Antares, Bogotá (1952); 



Lopera Gutiérrez, Jaime, (compilador). Compendio de la Historia del Quindío.Cátedra de la Quindianidad. Editorial Universitaria de Colombia, Armenia, 2003. 479 pps.



Lopera Gutiérrez, Jaime. La Colonización del Quindío. Ediciones Banco de la República, Bogotá, 1986. 200 pps.



Macías Valentín. Memorias que se relacionan con la Fundación de Armenia y sus progresos. Armenia (s.n.), 1918.



Ortiz Sarmiento, Carlos Miguel. Historia de la Diferenciación Social: Quindío 1840-1950. Universidad del Quindío, Armenia, 1982.

Pava Londoño, Alberto; y Salazar Gutiérrez, Oliverio. Informe Histórico y Socioeconómico del Municipio de Montenegro. (s.n.), 1982.



Peña, Heliodoro (1845-1926). Geografía e Historia de la Provincia del Quindío (Departamento Del Cauca). Imprenta del Departamento, Popayán, 1892; 150 pps. Otras ediciones: Instituto de Cultura de Pereira, segunda edición, 2003.



Restrepo Carlos E. (1917--) Filandia (Hija de los Andes). Editorial Quingráficas, Armenia, 1978. 83 pps.

Restrepo R. Roberto; y Hernández, Néstor Eduardo. Los Rostros de la Tierra: Una Antropología de la Quindianidad. Gobernación del Quindío, Armenia, 2000.



Santos Forero, Jorge y Rímolo Araujo, Antonio. Armenia 1889-14 de Octubre-1929. Libro Histórico. Tipografía Cervantes, Manizales, 1930. 165 pps.



Tobón Botero, G. La Arquitectura de la Colonización Antioqueña. Volumen II: Quindío. Fondo Cultural Cafetero, Bogotá, 1988. 200 pps.



Toro Patiño, Alfonso. El Quindío, Perfil Histórico y Socioeconómico. Alvear, Bogotá, 1966. 90 pps.



Valencia Zapata, Alfonso.  Quindío Histórico. Diferentes ediciones: Biblioteca de Escritores Caldenses, Imprenta Departamental, Armenia, 1963, 331 pps. Lito-Editorial Quingráficas, Armenia, 1964. Cuarta edición: Lito-Editorial Quingráficas, Armenia, 1981. 422 páginas.



Sepúlveda S., Jaime. La Creación del Departamento del Quindío. Universidad del Quindío, Armenia, 1986.



Valencia Barrera, Gonzalo Alberto y Agudelo Vanegas, Fabio Alberto. Banca y Economía en Armenia y el Quindío 1929-2002. La Visión del Banco de la Republica.Banco de la República, Armenia, 2002.



Los 27 libros anteriores (y otros cuyas referencias bibliográficas aún están incompletas como son Arango C., Rafael: Apuntes Sobre Tigrero; Beltrán Pedro P., y Londoño Restrepo, Eduardo: Armenia o La Ciudad Milagro; Luján, Rafael: Geografía del Quindío;Suárez, Jesús Maria: La Fundación de Armenia y su Origen; Torres, Ramón: Antiguo modo de viajar por el Quindío; y Valencia Zapata, Alfonso: Anécdotas Quindianas), constituyen a nuestro juicio la biblioteca básica para comprender la historiografía del Quindío.


Cabe, sin embargo, hacer mención de dos obras que le han dado realce a la historia del Quindío, cada una con su particular enfoque empírico, aunque son insoslayables cuando del tema se trata en nuestra región. El libro de Luis Arango Cardona sobre la guaquería no solamente abrió puertas para la investigación antropológica, sino que también su impacto fue de tal naturaleza que logró estimular en su tiempo un éxodo de guaqueros hacia nuestra región. Con todo lo prolija que es la descripción de las tumbas indígenas, las catedrales, los cajones y los vestigios en cerámica y oro, ese libro fue y es determinante en las unidades académicas del exterior que se ocupan del estudio de la historia antioqueña y caldense.



La obra de Alfonso Valencia Zapata, a quien todavía le debemos un merecido homenaje como secretario perpetuo que fue de nuestra institución, ha sido, por años, la fuente principal de los que se acercan por primera vez a nuestra breve historia, y de quienes aún nos detenemos en buscar antecedentes para complementar interpretaciones y juicios de valor en torno a nuestra realidad histórica. Como buen periodista, Valencia Zapata era un buzo de las pesquisas: no dejaba pasar ni las más pequeñas anécdotas para acoplarlas en sus archivos, hasta que logró redondear un texto, desarreglado pero exhaustivo, del cual todos vivimos pescando hechos, situaciones y pensamientos de nuestro más lejano pasado, en especial cuando se lo busca como fuente principal de la historia de Armenia[1].

Estos dos libros merecen concretamente su reconocimiento por la calidad de pioneros en la historia del Quindío.


Jaime Lopera Gutiérrez.
10 de septiembre de 2005






[1] Desde luego que en este catálogo quindiano nos abstenemos de mencionar por ahora, como aportantes a nuestra pequeña y nueva historia, los testimonios de los viajeros extranjeros que pasaron, una y otra vez, por el camino del Quindío –como Boussingault, Humboldt, Bompland, Cochrane, y otros. 

Comentarios