Ir al contenido principal

Colombia recuperó 691 piezas arqueológicas que estaban decomisadas

Noticia publicada en el diario La Crónica del Quindío. Armenia, 25 de junio de 2014.

La colección de cerámica, que cuenta con objetos de la cultura Quimbaya, regresaría en dos meses. Lo más seguro es que sea enviada al museo Nacional.

Ayer fueron recibidas en el país las 691 piezas arqueológicas avaluadas en 5 millones de euros -entre las que hay objetos de la cultura Quimbaya- que estaban decomisadas en España, desde que las autoridades de ese país, en 2003, las incautaron en una operación contra el blanqueo de capitales y tráfico de drogas a un ciudadano colombiano que las había sacado del territorio nacional ilegalmente.

Para Jaime Lopera Gutiérrez, presidente de la Academia de Historia del Quindío, AHQ, este es un buen síntoma de que el país está empezando a hacer esfuerzos para recuperar su patrimonio histórico, teniendo en cuenta que España aún tiene el Tesoro de los Quimbaya.

La entrega se cumplió en el museo de América de Madrid, encargado de su custodia desde que fueron incautadas, en un acto protocolario en el que participaron Fernando Carrillo, embajador de Colombia en España; Ignacio Cosidó, director de Bellas Artes del ministerio de Cultura de España y Eusebio Fragua, jefe superior de Policía de España.

“Con la devolución de estas piezas, el país recupera una parte importante de su memoria prehispánica y de su patrimonio nacional”, indicó la cancillería en su página web.

El ministerio de Relaciones Exteriores anunció que asumirá los costos de embalaje y transporte de las piezas hasta Colombia, donde la Fiscalía General de la Nación las recibirá (aproximadamente en dos meses) como lo dicta la orden judicial emitida por las autoridades españolas. “El ministerio de Cultura decidirá adónde van, pero seguramente será al museo Nacional”, dijo Carrillo.

El robo y la recuperación

Las piezas llegaron a España en el trasteo de un colombiano vinculado a un grupo de narcotraficantes. “En realidad hay tres delitos involucrados: enriquecimiento ilícito, lavado de dinero y tráfico de piezas arqueológicas”, explicó el embajador Carrillo.

La investigación de la Policía española inició en el año 2000, y en 2003, durante el registro de las viviendas de los implicados, encontraron cerca de mil obras valoradas en 4 millones 384 mil euros, entre las que se contaban cuadros artísticos y precolombinos de varios países (la enorme mayoría, de Colombia). Esta operación denominada Florencia culminó con la detención de 29 personas, ciudadanos españoles y colombianos, algunos de los cuales resultaron condenados.

Las piezas fueron llevadas al museo de América de Madrid por orden de un juzgado y allí fueron estudiadas y tasadas por expertos.

Luego, en septiembre de 2011, la sección segunda de la sala de lo penal de la Audiencia Nacional española dictó que debían ser devueltas a sus dueños, que las estaban reclamando, pero ante gestiones de la brigada de Patrimonio Histórico ante la Fiscalía, finalmente resolvió que la colección fuera retenida y se iniciara otro procedimiento, que terminó ayer, cuando fueron entregadas a Colombia.

Sobre las piezas arqueológicas

La colección recuperada, cuyo interés cultural y científico la convierten en un auténtico 'museo' de la arqueología precolombina, contiene piezas arqueológicas que abarcan tres mil años de historia.

Todas las culturas precolombinas del país están representadas en estas 691 piezas, desde el periodo formativo tardío (1000-1400 a.c.) hasta el siglo XVI, y en algún caso hasta el siglo XVIII.

La mayoría de ellas están hechas en material cerámico, en las que abundan las vasijas funerarias, los sellos o 'pintaderos' y, en menor medida, obras de orfebrería, como collares de cristal o piedras naturales.

El 9 de abril de este año, la embajada de Colombia en España recibió también una cabeza antropomorfa Tumaco, una figura de cerámica fragmentada, que la Policía española encontró entre un grupo de 719 piezas decomisadas a una pareja que traficaba con objetos arqueológicos.

El Tesoro de los Quimbaya sigue pendiente con España

El Tesoro de los Quimbaya es el más famoso grupo de piezas precolombinas colombianas -122 de oro- que se encuentra en España. Este fue regalado por el entonces presidente colombiano Carlos Holguín a la reina regente María Cristina de Habsburgo en 1892.

En la actualidad varias voces se levantan en Colombia para pedir la repatriación del tesoro, entre las que se encuentran la de la Academia de Historia del Quindío, AHQ, con su proyecto 'Repatriación del Tesoro Quimbaya' y las demandas instauradas por el ciudadano Felipe Rincón Salgado en contra de la presidencia, la cancillería y el ministerio de Cultura, pues considera que el presidente Holguín no tenía facultades para entregar tan generoso regalo a los españoles, puesto que no pidió permiso al Congreso.


Además, el magistrado de la Corte Constitucional Alberto Rojas Ríos prepara una ponencia para resolver una apelación que los abogados del gobierno de Uribe hicieron a una acción popular que solicitaba a la nación iniciar un proceso para repatriar este tesoro, según lo explicó a LA CRÓNICA el presidente de la AHQ.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Armenia, una granja de cuyabras

Por Miguel Ángel Rojas Arias. Miembro de la Academia de Historia del Quindío
A los armenitas del Quindío les dicen cuyabros. El gentilicio de los nacidos en ésta, la capital del Quindío, es el de armenita, que no armenio, armeniano o armenense. El apelativo cuyabro es un apodo. ¿De dónde proviene uno y el otro? Voy a tratar de discernirlo teniendo en cuenta varias fuentes que iré, igualmente, citando.
No hay nada más especulativo que el origen del nombre de Armenia, designación que le fue dada a la hoy capital del departamento del Quindío. La primera versión fue consignada por el periodista e historiador Alfonso Valencia Zapata en su libro Quindío Histórico y que nos dice que el topónimo proviene de un homenaje que los fundadores le brindaron al pueblo euroasiático conocido como Armenia, tras la masacre sufrida en el año 1896 a cuenta de los otomanos.
Esa versión ha sido copiada casi por todos los escritores e historiadores locales que hacen referencia al nombre de la ciudad, sin fijarse…

Preludios de la autonomía quindiana

Por Jaime Lopera Gutiérrez. Presidente de la Academia de Historia del Quindío. Armenia. 20 de mayo de 2008
Entre 1905 y 1910, las regiones de Antioquia, Cauca y Tolima fueron desmembradas para constituir al nuevo departamento de Caldas, acogiendo peticiones de los pobladores de esta zona. El proceso resultó así.
Primero se creó el departamento de Manizales por medio de la Ley 17 del 11 de abril de 1905, compuesto por cuatro Provincias: Manizales, Aranzazu, Marmato y Robledo. Un año después (1906) la Provincia de Herveo, Tolima, entregó a Manzanares y Marulanda; y Antioquia aportó a Pensilvania segregada de la provincia de Aures. En 1907, cuatro poblaciones de la Provincia del Quindio ubicadas en la jurisdicción del Cauca (Armenia, Calarcá, Filandia y Victoria), pasan al nuevo departamento. Finalmente, en 1910, el decreto 340 de ese año creó el departamento de Caldas con capital Manizales; dos años después un municipio del Chocó, Pueblo Rico, hizo parte de la nueva realidad administrativ…

Crimen de Celedonio Martínez, inicio de una noche negra para el periodismo del Quindío

Por: Miguel Ángel Rojas Árias. Miembro de número de la Academia de Historia del Quindío.
Publicado en el diario La Crónica del Quindío, 09 de febrero de 2014.

El 10 de octubre de 1959, después de leer su editorial, titulado Silencio, el periodista Celedonio Martínez Acevedo se quedó sentado, llorando, frente al micrófono del noticiero Radio Gaceta, espacio que se transmitía por la emisora Voz de Armenia.
Martínez hablaba del asesinato de 19 personas en el paraje de Planadas, en jurisdicción de Calarcá, a manos del bandolero Efraín González.
El periodista Germán Gómez Ospina, su amigo y compañero en Radio Gaceta, contó mucho tiempo después: “La cuadrilla de Efraín González fue la responsable de la espantosa matanza. Más tarde, en la finca El Diamante, en jurisdicción del municipio de Circasia, diría Efraín González cuando trataba de vender un revólver: ‘Con este repasé a los 19 de Planadas y ni siquiera se me recalentó’.