5 de enero de 2014

Historias de casas

ENSAYOS DE HISTORIA QUINDIANA - Volumen 1 (Biblioteca de Autores Quindianos - Academia de Historia del Quindío -In Memoriam Jorge Enrique Árias Ocampo 1944-2010-. Publicado por la Gobernación del Quindío y la Universidad del Quindío. abril de 2010).
Historias de casas. Roberto Restrepo Ramírez (Miembro de la Academia de Historia del Quindío) y Sebastián Londoño Roldán, pag. 127 - 153.

Presentación

Las construcciones arquitectónicas para vivienda son el escenario más íntimo de la sociedad: allí se concibe, nacen las personas, crecen el espíritu y la constitución física de ellas; juegan, odian, aman y mueren en familia. Todos estos momentos se impregnan en la cubierta material, que simboliza el cascarón de la cotidianidad. No obstante esta representación simbólica, la casa es un componente del transcurrir ciudadano, lo que casi siempre deviene en considerarla un espacio más, así como ocurre con el lugar de trabajo o de reclusión.

Uno de los propósitos de este trabajo investigativo es redescubrir la simbólica de la casa, demostrar que no sólo es un conjunto de elementos físicos arquitectónicos, sino que es el reflejo de una individualidad, de intimidades de las personas y que, como éstas, también tienen sus historias, sus historias de vida.

2 comentarios:

  1. Gracias por cartografiar una parcela de la identidad de este bello departamento. Creo que estas historias de vida contribuyen a comprendernos como quindianos o, en otras palabras, a precisar nuestra "quindianidad". Hacen falta más historias de vida en torno a los personajes más queridos y destacados de los pueblos (Fabiolita y Cobaco en Filandia), en torno a sitios donde habita el misterio ("La curva de los quemados" en Circasia, "La trampa del tigre" vía Filandia-Quimbaya). También sería interesante el empleo de técnicas de otras disciplinas sociales (Semiótica de la cultura, por ejemplo) que contribuyan a precisar el retrato de esta región y, por último, y no menos importante, las contribuciones de la Sociolingüística sobre el habla, pues un "mine pues" pareciera ser endémico de estas tierras.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por cartografiar una parcela de la identidad de este bello departamento. Creo que estas historias de vida contribuyen a comprendernos como quindianos o, en otras palabras, a precisar nuestra "quindianidad". Hacen falta más historias de vida en torno a los personajes más queridos y destacados de los pueblos (Fabiolita y Cobaco en Filandia), en torno a sitios donde habita el misterio ("La curva de los quemados" en Circasia, "La trampa del tigre" vía Filandia-Quimbaya). También sería interesante el empleo de técnicas de otras disciplinas sociales (Semiótica de la cultura, por ejemplo) que contribuyan a precisar el retrato de esta región y, por último, y no menos importante, las contribuciones de la Sociolingüística sobre el habla, pues un "mine pues" pareciera ser endémico de estas tierras.

    ResponderEliminar