Ir al contenido principal

Palabras del Presidente del la AHQ en los 50 años del Quindio


Palabras pronunciadas por el Presidente de la Academia de Historia del Quindío, Académico y exgobernador Jaime Lopera Gutiérrez, en el Tedeum ofrecido en la Iglesia Catedral de La Inmaculada Concepción de Armenia el 01 de julio de 2016 con motivo de la celebración de los 50 años de creación del departamento del Quindío.


EL QUINDÍO UN MAR DE ESPERANZAS

La presente celebración del Cincuentenario de creación del departamento del Quindío es un parteaguas, como el caso de Moisés cuando dividió el mar Rojo para pasar a una nueva historia. La verdad es que estamos dejando atrás este pasado con la idea de que nuestra generación le entrega a una juventud inteligente y fresca la responsabilidad de los próximos cincuenta años, porque ella es la llamada a ofrecerle al pueblo quindiano unas mejores y diferentes condiciones de vida y de cultura.

La Academia de Historia del Quindío viene pensando en esta fecha desde hace varios años. En enero de este año dimos a conocer un documental fílmico con el cual pudimos llegar a muchas audiencias sobre los hechos de la segregación. Como no podíamos pasar por alto la gesta que culminó el primero de julio de 1966, la Universidad del Quindío entregará un libro nuestro que rememora aquellos hechos: con esos textos nos aseguramos de que la independencia del Quindío no será olvidada en el país ni tampoco la memoria de los personajes que la lucharon.

Nuestra institución, en su segunda época desde 2001, ha realizado un esfuerzo formidable para proporcionar noticias sobre nuestra historia y en tal virtud hemos publicado ya tres tomos de ensayos y 165 documentos escritos en nuestro blog de historia que contienen los principales acontecimientos que le han dado fisonomía al Quindío desde años inmemoriales. Creemos que esta ha sido nuestra contribución no solo al entendimiento de nuestro pasado sino también de las líneas conductoras de nuestra identidad como una importante región de la patria y su porvenir.

Nos falta mucho por investigar (aunque los archivos municipales están incompletos), pero hemos transitado un camino interesante y variado. Justo es decir que nos enorgullecemos de contar entre los académicos a un grupo de profesionales del mejor prestigio regional quienes sirven de ejemplo social por su dedicación, compromiso y honestidad.

Sea esta la ocasión para felicitar a las entidades gubernamentales y empresariales que dedicaron una buena parte de su tiempo a impedir que esta enorme fecha, la de la autonomía regional, quedara en blanco. Con ellos vamos de la mano para que el futuro sea un verdadero mar de esperanzas.

Jaime Lopera Gutiérrez, Presidente Academia Historia del Quindío.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Armenia, una granja de cuyabras

Por Miguel Ángel Rojas Arias. Miembro de la Academia de Historia del Quindío
A los armenitas del Quindío les dicen cuyabros. El gentilicio de los nacidos en ésta, la capital del Quindío, es el de armenita, que no armenio, armeniano o armenense. El apelativo cuyabro es un apodo. ¿De dónde proviene uno y el otro? Voy a tratar de discernirlo teniendo en cuenta varias fuentes que iré, igualmente, citando.
No hay nada más especulativo que el origen del nombre de Armenia, designación que le fue dada a la hoy capital del departamento del Quindío. La primera versión fue consignada por el periodista e historiador Alfonso Valencia Zapata en su libro Quindío Histórico y que nos dice que el topónimo proviene de un homenaje que los fundadores le brindaron al pueblo euroasiático conocido como Armenia, tras la masacre sufrida en el año 1896 a cuenta de los otomanos.
Esa versión ha sido copiada casi por todos los escritores e historiadores locales que hacen referencia al nombre de la ciudad, sin fijarse…

Preludios de la autonomía quindiana

Por Jaime Lopera Gutiérrez. Presidente de la Academia de Historia del Quindío. Armenia. 20 de mayo de 2008
Entre 1905 y 1910, las regiones de Antioquia, Cauca y Tolima fueron desmembradas para constituir al nuevo departamento de Caldas, acogiendo peticiones de los pobladores de esta zona. El proceso resultó así.
Primero se creó el departamento de Manizales por medio de la Ley 17 del 11 de abril de 1905, compuesto por cuatro Provincias: Manizales, Aranzazu, Marmato y Robledo. Un año después (1906) la Provincia de Herveo, Tolima, entregó a Manzanares y Marulanda; y Antioquia aportó a Pensilvania segregada de la provincia de Aures. En 1907, cuatro poblaciones de la Provincia del Quindio ubicadas en la jurisdicción del Cauca (Armenia, Calarcá, Filandia y Victoria), pasan al nuevo departamento. Finalmente, en 1910, el decreto 340 de ese año creó el departamento de Caldas con capital Manizales; dos años después un municipio del Chocó, Pueblo Rico, hizo parte de la nueva realidad administrativ…

Crimen de Celedonio Martínez, inicio de una noche negra para el periodismo del Quindío

Por: Miguel Ángel Rojas Árias. Miembro de número de la Academia de Historia del Quindío.
Publicado en el diario La Crónica del Quindío, 09 de febrero de 2014.

El 10 de octubre de 1959, después de leer su editorial, titulado Silencio, el periodista Celedonio Martínez Acevedo se quedó sentado, llorando, frente al micrófono del noticiero Radio Gaceta, espacio que se transmitía por la emisora Voz de Armenia.
Martínez hablaba del asesinato de 19 personas en el paraje de Planadas, en jurisdicción de Calarcá, a manos del bandolero Efraín González.
El periodista Germán Gómez Ospina, su amigo y compañero en Radio Gaceta, contó mucho tiempo después: “La cuadrilla de Efraín González fue la responsable de la espantosa matanza. Más tarde, en la finca El Diamante, en jurisdicción del municipio de Circasia, diría Efraín González cuando trataba de vender un revólver: ‘Con este repasé a los 19 de Planadas y ni siquiera se me recalentó’.