1 de julio de 2016

Palabras del Presidente del la AHQ en los 50 años del Quindio



Palabras pronunciadas por el Presidente de la Academia de Historia del Quindío, Académico y exgobernador Jaime Lopera Gutiérrez, en el Tedeum ofrecido en la Iglesia Catedral de La Inmaculada Concepción de Armenia el 01 de julio de 2016 con motivo de la celebración de los 50 años de creación del departamento del Quindío.


EL QUINDÍO UN MAR DE ESPERANZAS

La presente celebración del Cincuentenario de creación del departamento del Quindío es un parteaguas, como el caso de Moisés cuando dividió el mar Rojo para pasar a una nueva historia. La verdad es que estamos dejando atrás este pasado con la idea de que nuestra generación le entrega a una juventud inteligente y fresca la responsabilidad de los próximos cincuenta años, porque ella es la llamada a ofrecerle al pueblo quindiano unas mejores y diferentes condiciones de vida y de cultura.

La Academia de Historia del Quindío viene pensando en esta fecha desde hace varios años. En enero de este año dimos a conocer un documental fílmico con el cual pudimos llegar a muchas audiencias sobre los hechos de la segregación. Como no podíamos pasar por alto la gesta que culminó el primero de julio de 1966, la Universidad del Quindío entregará un libro nuestro que rememora aquellos hechos: con esos textos nos aseguramos de que la independencia del Quindío no será olvidada en el país ni tampoco la memoria de los personajes que la lucharon.

Nuestra institución, en su segunda época desde 2001, ha realizado un esfuerzo formidable para proporcionar noticias sobre nuestra historia y en tal virtud hemos publicado ya tres tomos de ensayos y 165 documentos escritos en nuestro blog de historia que contienen los principales acontecimientos que le han dado fisonomía al Quindío desde años inmemoriales. Creemos que esta ha sido nuestra contribución no solo al entendimiento de nuestro pasado sino también de las líneas conductoras de nuestra identidad como una importante región de la patria y su porvenir.

Nos falta mucho por investigar (aunque los archivos municipales están incompletos), pero hemos transitado un camino interesante y variado. Justo es decir que nos enorgullecemos de contar entre los académicos a un grupo de profesionales del mejor prestigio regional quienes sirven de ejemplo social por su dedicación, compromiso y honestidad.

Sea esta la ocasión para felicitar a las entidades gubernamentales y empresariales que dedicaron una buena parte de su tiempo a impedir que esta enorme fecha, la de la autonomía regional, quedara en blanco. Con ellos vamos de la mano para que el futuro sea un verdadero mar de esperanzas.

Jaime Lopera Gutiérrez, Presidente Academia Historia del Quindío.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario