23 de agosto de 2015

Historia y Memoria. Leocadio Salazar

Por Jaime Lopera Gutiérrez. Presidente de la Academia de Historia del Quindío.

Escrito a varias manos, “Historia y Memoria” (Editorial La Tarde, Pereira, 2014) es un libro que contiene diversas crónicas inéditas de Pereira, todas ellas bajo el patrocinio de nuestros colegas de la Academia Pereirana de Historia y la selección a cargo de Alfredo Cardona Tobón. Las narraciones de Lisímaco Salazar, los recuerdos del capitán Asnoraldo Avellaneda y la historia de la Hacienda La Julia, cuna de muchos esfuerzos colonizadores de los Jaramillo Walker, entre otras, hacen de esta edición un esfuerzo notable para entender la historiografía de nuestra vecina capital risaraldense.

21 de agosto de 2015

El embalse se secó

Por Armando Rodríguez Jaramillo - Miembro de la Academia de Historia del Quindio.

Las declaraciones del Presidente Santos el pasado 3 de julio sepultaron el proyecto del embalse, iniciativa que no logró la unión de voluntades políticas para su realización.

La historia registra que en 1987 la CRQ y la JICA propusieron, en el Plan de Desarrollo Agrícola Integrado de la Cuenca del Quindío, que el sitio de confluencia de los ríos Navarco y Boquerón tenia las mejores posibilidades para un reservorio de agua. En 1998 el Corpes hace el estudio preliminar de acueducto regional con base en el embalse. En 2006 y 2007 se entregan los diseños conceptuales por Esaquín y la Unión Temporal Embalse Quindío. En 2009 Sefinver Banca de Inversión estructura el proyecto y en 2010 recalcula los datos hidrológicos para evaluar un eventual racionamiento de agua en el Quindío y entrega otra evaluación económica del embalse multipropósito. Luego vino la contratación de Fonade, cofinanciada por Departamento, para la elaborar estudios y diseños definitivos para la construcción de la presa.

17 de agosto de 2015

Carmelina Soto Valencia
Armenia, 1916 - 1994
Poesía reunida

Estudio, edición y notas:
Carlos Alberto Castrillón
Yeni Zulena Millán Velásquez
Luis Fernando Suárez Arango
(Universidad del Quindío).

Sello Editorial Red Alma Mater
Pereira, 2015
Colección Clásicos Regionales

La vida y la obra de Carmelina Soto Valencia confluyen en el retrato de una mujer insurgente, solitaria, insumisa, cuya búsqueda poética estuvo marcada por la autenticidad y la ruptura. Para Carmelina Soto la poesía debe desnudar “ese relámpago que es un hombre viviente”; y para alcanzar la poesía, dice ella, hay que ser “un monstruo como yo”, que ha renunciado a la maternidad y ha rechazado los compromisos que la sociedad delega en las mujeres para anularlas en el arte: “vivir en función del niño, el marido, la casa”. Su itinerario de poeta es el de una mujer autónoma que trató de configurar una poética autónoma en un medio cultural hostil a ambas opciones.

9 de agosto de 2015

Las estructuras líticas arqueológicas del Quindío y su historial

Hallazgo lítico arqueológico en Santa Rosa (Risaralda). Foto
de RCN
Por Roberto Restrepo Ramírez - Miembro de la Academia de Historia del Quindío.

Un hallazgo arqueológico reciente en la vereda Balcones (predio La Bananera) del municipio de Santa Rosa de Cabal revive la polémica sobre las reales condiciones del patrimonio cultural de culturas desaparecidas en territorio del eje cafetero. Lo que se ha descubierto corresponde a estructuras líticas antiguas, que popularmente son conocidas en esta región como “tumbas de cancel”. Lo cierto es que el desconocimiento sobre estos yacimientos, el hecho que haya aparecido en medio de acciones no científicas (guaquería) y que fuera encontrada en las excavaciones de la terraza donde se instalará la torre 61 del proyecto de Torres de alta tensión de la EEB, pone en peligro la permanencia de esta evidencia y, sobretodo, la garantía de investigaciones futuras del sitio en mención por parte de los arqueólogos.

7 de agosto de 2015

En busca de Bolívar

Por: William Ospina* Publicado en el diario El Espectador, 8 de agosto de 2010

Publicamos cuatro fragmentos escogidos por el autor de este ensayo sobre la vida del Libertador, escrito para el Bicentenario de la Independencia.

La política intentó convertirlo en estatua, detenerlo en el mármol, pero su leyenda se fue extendiendo por la historia, por el arte y por la literatura; bibliotecas enteras se llenaron con sus hechos y con la reflexión sobre sus hechos; su obra y su vida merecieron todos los análisis, fueron sometidas como pocas al examen del tiempo, y se debate todavía sobre él como si estuviera vivo, como si estuviera a punto de tomar cada una de sus decisiones. Pocos seres humanos llegaron a ser de tal manera referente de todas las políticas y base de todas las doctrinas, por pocos llegan a disputarse de tal modo las facciones más enfrentadas.

2 de agosto de 2015

Los símbolos del Quindío

Por Jaime Lopera Gutíerrez. Presidente de la Academia de Historia del Quindío. 21 de julio de 2015 
A raíz del reciente Festival del Camino del Quindío, realizado con extraordinario éxito en Filandia por sus gestores de primera línea, se nos ha venido interrogando por la razón de una simbología quindiana que represente a nuestro departamento tal como ocurre con la torre Eiffel en Paris, las murallas de China, el cañón del Chicamocha o el Desfile de Silleteros de Medellín, entre otros.

En realidad esta pregunta es indicativa de la necesidad de tener a nuestro alcance, en forma permanente, un símbolo que encarne la identidad quindiana y nos personifique ante terceros. Hace unos años se hizo en el país la encuesta nacional para elegir el símbolo colombiano y ganó el “sombrero vueltiao” de Córdoba. Con independencia de las discrepancias que entonces se dieron, este símbolo es hoy el que hace presencia nuestra en el exterior, mucho más que el arriero y la mula “Conchita” que le daban la imagen cafetera a Juan Valdés.